Vecinos cortaron la 213 por el monto de las boletas de agua

Vecinos relocalizados en San Isidro salieron a cortar la ruta 213, por lo que consideran una facturación abultada por parte de la prestataria del servicio de agua potable, Samsa. La gente movilizada manifestó que no se está cumpliendo un acuerdo que habrían firmado con la Entidad Binacional Yacyretá (Eby), antes de que se produzca la relocalización, en el que les habrían asegurado que no pagarían más de 32,50 pesos por mes. Salieron a la 213 luego de haber recibido varios de ellos montos mucho más onerosos, mostraron facturas de hasta 190 pesos, otras 120 y 140 pesos.
También, sumaron al reclamo el desacuerdo con las boletas emitidas por Electricidad de Misiones SA (Emsa), tan fuerte fue la reacción que un operario de la empresa, Juan De León, llegó al barrio a verificar fuga de electricidad, funcionamiento de medidores y le retuvieron el utilitario.

“Ya estuvimos cortando la ruta el viernes pasado y lo volvemos a hacer porque no hemos logrado una respuesta de parte de Samsa, que nos calme. Nos llegaron facturas de 190, 150 pesos, cuando nosotros tenemos un convenio con la Eby para que nos cobren sólo 32,50 pesos”, manifestó José Fernández, carpintero relocalizado en San Isidro.

Varios de los vecinos aducen que las casas tienen serios problemas de infraestructura y las pérdidas son continuas, teniendo que pagar por un consumo que no han realizado. Mayoritariamente observaron que seguirán cortando la ruta 213, hasta una solución definitiva

Desde Samsa

Desde Samsa, Luis Meyer, responsable de comunicación, pidió que se acerquen para verificar caso por caso ya que el consumo fue medido correctamente. Entre las causales citó varias posibilidades: que haya pérdidas en la conexión entre el medidor y el tanque; o que tengan deudas acumuladas y que desconocen los convenios con la Eby, porque no participan en esos acuerdos. “Podemos revisar caso por caso, tienen que acercarse. Y los que tengan deuda acumulada, les decimos que hay planes muy accesibles de pago”, dijo Meyer.

Cortaron avenida 147 en Itaembé Miní

Alrededor de 50 habitantes del barrio Belén interrumpieron el tránsito en la avenida 147 del barrio Itaembé Miní. Tomaron esta medida debido a que hace seis días la empresa Samsa les cortó la única canilla de agua que tenían para abastecerse.

Son cerca de 400 familias que ya no quieren seguir recibiendo el vital líquido que les transporta la municipalidad en un camión cisterna, ya que creen que es agua en mal estado, para el consumo humano.

Lo que piden es que el Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas (Eprac) cumpla con la promesa que les hizo. Según los vecinos, el EPRAC se comprometió a reinstalar la canilla con un medidor, y ellos se comprometen a pagar el consumo entre todos.

Opiniones

“A 20 kilómetros del centro, con nada y nos llegan facturas de 190, 150 pesos, cuando tenemos un convenio con la Eby, para que nos cobren 32 pesos”

José Fernández

Vecino del barrio San Isidro

“En diciembre me vino 32,50 pesos y ahora tengo que pagar más de 140. ¿De dónde saco?, tengo cuatro hijos que mantener y apenas me alcanza”

Yanina Martino

Vecina del barrio San Isidro

“Hoy tenía que entrar al barrio a verificar fugas de electricidad, el funcionamiento de los medidores, pero están muy enojados y no quieren que haga mi trabajo”

Juan De León

Empleado de Emsa

Comentá la nota