Vecinos de Confluencia, hartos de los usurpadores

Este miércoles concurrieron al Concejo Deliberante para pedir apoyo a los concejales. Aseguran que se sienten desamparados y que son víctima de delitos y de amenazas constantes por parte de quienes ocupan el terreno municipal.
Vecinos del barrio Confluencia Rural hicieron este miércoles un llamado desesperado a los concejales ya que no soportan más la situación de tensión que se vive en el lugar desde que un grupo de personas usurpó los terrenos ubicados sobre la calle Obreros Argentinos.

Un grupo de vecinos llegó hasta la sede del Concejo Deliberante para plantearle a los ediles la necesidad de que “se den mensajes claros” sin contradicciones sobre la usurpación de tierras.

“Creemos que esta situación es un antes y un después y que hoy con todos los hechos que se han producido hay que tomar decisiones concretas”, dijo uno de los vecinos.

Aseguró que tanto los gobiernos municipal y provincial, como los concejales y hasta el Defensor del Pueblo siguen dando mensajes contradictorios, ya que nadie se fija en ellos que son una gran mayoría que vive en el barrio desde hace años y debe soportar todo tipo de atropellos e intimidaciones por parte de quienes mantienen usurpado el predio.

También aprovecharon para criticar las organizaciones sociales y de derechos humanos que salió en defensa de los usurpradores y no tuvo en cuenta al resto de la gente del barrio. “Nosotros también somos parte de la ciudadanía, también vivimos en ese lugar”, indicó el vocero.

Aseguró que ningún estamento del gobierno y de la Justicia se hacen eco de las reiteradas denuncias que se hicieron sobre actos delictivos.

“Hubo amenazas, se han tirado bombas contra particulares, han apedreado vehículos y hubo casos de chicos que no pueden ir a la escuela porque no se animan a cruzar la calle”, se quejó.

El hombre reconoció que algunas personas que habitan en Confluencia Rural decidieron abandonar sus viviendas ya que consideran que el lugar se convirtió en “tierra de nadie”.

Comentá la nota