Vecinos de Bosque Peralta Ramos protestan por la tala de árboles

Además de la falta de control de las extracciones denuncian el incumplimiento de la disposición municipal que obliga a reponer de inmediato los ejemplares que se sacan.

Hace ya bastante tiempo que, como consecuencia de la edificación de inmuebles, en Bosque Peralta Ramos se comenzó a transformar la fisonomía del lugar. Se trata de un ámbito en el que actualmente residen alrededor de 2 mil familias, la mayoría de las cuales eligió el lugar para poder vivir en pleno contacto con la naturaleza.

En el transcurso de los últimos años se comercializó un gran número de lotes en muchos de los cuales fueron construidas viviendas que no siempre, en lo que tiene que ver con su arquitectura, respetaron las características propias del lugar.

Para poder llevar adelante esas edificaciones, que en varios casos se realizaron en terrenos de dimensiones reducidas, los propietarios tuvieron que recurrir a la tala de árboles; se trata de una tarea para la cual se requiere la autorización del Municipio que, a través del Departamento de Arbolado Urbano, impone ciertos requisitos orientados a preservar la riqueza forestal, entre ellos el de reponer de inmediato los ejemplares que se extraen.

Más allá de ello, hay una veintena de vecinos que no aprueban la idea de que se sigan sacando añosos ejemplares. Una prueba es el cartel instalado en inmediaciones de la entrada principal en el que puede leerse "la ignorancia humana está destruyendo el Bosque"; otra, la entrega a los automovilistas de calcos que exhortan a salvar el Bosque plantando árboles.

Uno de esos vecinos es Ricardo García quien, al dialogar con este medio, lamentó que en una zona que fue declarada Reserva Forestal (comprendida por las calles Vernet, Los Chañares, Don Arturo Peralta Ramos, Los Mapuches, calle 38, Los Chañares, Las Margaritas y Mario Bravo), no se haya repuesto la misma cantidad de árboles que se sacaron.

"Construyen casas inmensas que obligan a extraer más ejemplares de lo permitido" señaló, tras lo cual se quejó de que "terminan la casa sin haber dado cumplimiento a la disposición de reponerlos".

Añadió: "hay terrenos en los que se llegaron a extraer hasta 14 árboles, cuando la Municipalidad había autorizado a retirar hasta un máximo de 8".

Luego de manifestar que el año pasado hubo un grupo de vecinos que se dedicaron a plantar alrededor de 600 árboles en plazas y otros sitios del bosque, lamentó que, debido a la falta de atención, incluyendo a la Sociedad de Fomento del lugar, muchos de ellos no hayan crecido en la medida de lo esperado

Comentá la nota