Vecinos de barrios aledaños a Ruta 88 reclaman por el talado de árboles

Ciudadanos de esa zona se refirieron al talado de al menos 15 eucaliptus que poseían mucha antiguedad y un gran tamaño. Dicen que ocurrió durante los últimos siete días y que el motivo que les dieron desde el Departamento de Arbolado Urbano es falso.-

En tiempos en que se intenta llevar a debate el ensanchamiento de la Avenida Libertad -producto de la inauguración de la Estación Ferroautomotora- y con el objetivo de cuidar una numerosa cantidad de árboles que existen en esa Avenida; en otra zona de Mar del Plata ya arrasaron con quince inmensos ejemplares de eucaliptus que cayeron ante el avance del cemento.

Los datos provienen de vecinos que residen en zonas cercanas al kilómetro 2,5 de la Ruta 88. Tal acción en contra de la salud del medio ambiente se habría iniciado el viernes pasado y finalizó ayer mismo. Se talaron alrededor de 15 eucaliptus de mucha antigüedad (40 o 50 años) y de enorme tamaño. Los mismos se encontraban en el terreno ubicado sobre esa arteria -que comunica con Batan- y la calle Eduardo Arolas (precisamente a la altura de la parrilla "El Santo" y la entrada al Club San Lorenzo).

En su contacto con El Atlántico, los vecinos contaron que se comunicaron con el Departamento de Arbolado Urbano (dependiente del ENOSUR) y que desde allí le confirmaron que el predio fue adquirido por una reconocida empresa de materiales de construcción de la ciudad.

Cuando les contaron que existía un permiso para talar esos árboles desde el 2007, les dieron diferentes razones por las cuales habían otorgado el mismo. Entre ellas, mencionaron que "los árboles estaban podridos o ahuecados por dentro y que generaban oscuridad de noche y esto hacía insegura la zona, a la cual van travestis" graficó Adrián, vecino del lugar, sobre la respuesta municipal.

Estas personas que habitan la zona indicaron que, por el contrario, esos árboles estaban en perfectas condiciones. En la imágen satelital adjunta a esta nota, provista por ellos mismos, se puede observar en forma de "L" la ilera de árboles que esta semana fueron talados y ya no podrán ayudar más al medio ambiente de la ciudad.

Las explicaciones del Departamento de Arbolado Urbano no conformaron y la acusación de no buscar alternativas ni llevar a cabo el trasplante de árboles no se hizo esperar.

Comentá la nota