Los vecinos de Atocha I Y II tendrán que seguir esperando por el agua potable

Los habitantes de los asentamientos de Atocha I y ampliación Atocha, en la zona noroeste de la ciudad deberán esperar por lo menos cuatro meses más para saber si podrán disponer de agua potable en grifos públicos y servicio de energía eléctrica.
Los residentes de la urbanización Atocha que surgió a partir del programa Comunidad Organizada que depende de la subsecretaría de Tierra y Hábitat, reclaman los servicios esenciales que le fueron prometidos poco después que accedieron a los terrenos, en el mes de julio pasado.

El tres de setiembre último los habitantes de esos dos asentamientos cortaron el acceso al barrio Santa Lucía, sobre el puente Roberto Romero, por espacio de más de ocho horas para conseguir un compromiso concreto de Tierra y Hábitat respecto de la conexión de agua. Surgió un compromiso por los grifos públicos que no se concretó y el servicio fue reemplazado por camiones aguateros que recorren la zona, con lo cual el abastecimiento no es suficiente para que los dueños de los lotes puedan permanecer en el lugar como exige el organismo de tierras a los adjudicatarios. Si un censo sorpresivo verifica que los adjudicatarios de los lotes no están, pueden perder el lugar, pero el agua, prometida al momento de disponer los lotes, no existe.

Un acta firmada ayer por Tierra y Hábitat, Aguas del Norte y los vecinos de Atocha se estableció que el dos de octubre próximo comenzarán las obras para determinar la cantidad de pozos de agua que se necesitan y se dejó asentado que hace 10 días Tierra y Hábitat inició las gestiones ante EDESA para la obra de distribución de energía eléctrica.

Los vecinos plantearon que hay otros asentamientos más antiguos como El Cambio y La Paz, que siguen "colgados" a los servicios y nadie dice nada. Pidieron esa posibilidad pero los funcionarios alegaron que no pueden caer en la ilegalidad.

Atocha Ique limita con San Rafael tiene las calles demarcadas, enripiadas y aparece más ordenado. Atocha II es un verdadero tierral y no hay perspectivas que la situación vaya aa cambiar de aquí a los próximos meses. Los vecinos temen que el impulso del gobierno por las obras varíe según el resultado de las elecciones del próximo domingo y tienen poca confianza en la rápida realización de los trabajos.

Cabe señalar que en esta capital hay doce loteos sobre los que no se dispone información suficiente sobre la factibilidad de agua. Tanto es así, que el Coordinador General de Tierras y Bienes Patrimoniales de la provincia, Sergio Usandivaras se reunió hace pocos días con autoridades del Ente Regulador y de Agus del Norte, con quienes analizó la situación de factibilidad de servicios en los terrenos entregados a los fines de ajustar los plazos en los cuales el gobierno puede cumplir con los servicios de agua que compromete en los lotes que viene entregando.

Comentá la nota