Vecinos de Alto Verde pidieron la culminación de la obra de asfaltado

Demanda al Municipio

Alrededor de 40 vecinos de barrio Alto Verde hicieron una presentación en el Juzgado en lo Contencioso Administrativo, demandando al Municipio la finalización de la obra de asfaltado en el barrio. La misma fue presentada hace tres meses y la causa se encuentra a cargo de la doctora María Inés Fulgieri.

"Demandamos al Municipio por el incumplimiento que tuvo respecto de la obra de pavimentación. Además reclamamos que se derogue la ordenanza 7074 que establece que el vecino debe pagar el 60 por ciento de la obra anticipadamente, para poder dar comienzo al trabajo. Cosa con la que no estamos de acuerdo porque este Municipio no nos ha dado muestras de que cumple con lo acordado", explicó una de las residentes del barrio, Estela Herrera.

Continuidad de trabajo

Inicialmente la obra de asfaltado -que comprende barrio Alto Verde y calles Urquiza y Dámaso Valdés desde Arturo Illia hasta Urquiza- estaba a cargo de la empresa Triviño, que había ganado la licitación. En diálogo con EL NORTE, las vecinas Estela Herrera y Noemí González, recordaron que una vez realizado alrededor del 60 por ciento del trabajo en el barrio, en julio del año pasado, la empresa comenzó a retirar algunas máquinas y en septiembre empezó a paralizar casi por completo la obra. Posteriormente, se rescindió el contrato con Triviño por un desacuerdo con el municipio en cuanto a mayores costos.

Al dar inicio a la obra, se había definido entre todos los vecinos de la zona un plan de pago que ya se viene abonando. "En un principio fue un valor de 2.400 pesos por 10 metros de frente. Después hicieron un reajuste por los cambios de precio del mercado y lo elevaron a 2.900 pesos, esto hablando de contado, en cuotas se eleva más", afirmó Noemí González.

En tanto Herrera, manifestó: "Cuando se rescindió el contrato con la empresa comenzamos a tener reuniones con el municipio. Previo a ello habíamos hecho reclamos administrativos mediante notas que nunca fueron respondidos. Treinta vecinos mantuvimos una reunión con el Ingeniero Emilio Racosevich (secretario de Obras y Servicios Públicos) quien manifestó que iban a terminar las calles que faltaban con maquinaria y mano de obra municipales, y que los vecinos dejásemos de pagar la obra hasta tanto se termine, presentando una nota con nombre y apellido. La sorpresa fue que pese a presentar esa nota, hacia fines de diciembre pasado, comenzaron a llegar intimaciones para que se pague la obra. Hay una desconexión entre el Ejecutivo y las distintas secretarías, porque cada uno por su cuenta dice lo que quiere, pero en el medio estamos nosotros, sin saber cómo actuar".

Nueva licitación

En cuanto a la continuidad de obra en manos ya del Municipio, Herrera indicó que "sólo hicieron tres cuadras que no fueron terminadas completamente. No se terminó con calle Urquiza ni con las calles internas y menos con Dámaso Valdés".

Uno de los detalles que más llamó la atención de los vecinos de Alto Verde, fue la publicación del Municipio de 12 convocatorias de licitación para distintos barrios entre los que se encontraba la calle Dámaso Valdés, "que ya estaba licitada y presupuestada entre lo que nos estaban cobrando", resaltó Herrera.

"Así las cosas, los vecinos reunidos en asamblea, decidimos conectarnos con el Dr. Adrián Bengolea para iniciar una demanda judicial que fue presentada en el Juzgado Contencioso Administrativo. Exigimos que se termine la obra, que se derogue la ordenanza 7074 y que se tenga en cuenta la ordenanza general de las municipalidades, que dice que la obra debe ser entregada, probada y después cobrada al vecino", aclaró.

Comentá la nota