Los vecinos de Alem piden que los bares y pubs cierren entre la 1 y las 2

La asociación Vecinal Playa Grande pidió que todos los bares y pubs de Alem sean obligados a cerrar entre la 1 y las 2 de la madrugada, según la época del año
La Asociación Vecinal Playa Grande pidió que la comuna adopte una drástica medida para ponerle punto final a la controversia que existe en torno a la actividad nocturna que se desarrolla en la calle Leandro N. Alem. A través de una nota ingresada esta semana al Concejo Deliberante, los vecinos reclamaron que todos los bares y pubs de la zona sean obligados a cerrar sus puertas a la 1 de la madrugada durante el invierno y a las 2 en los meses de verano o los fines de semana largos u otras fechas especiales como el Día del Amigo y Semana Santa.

El pedido fue entregado a los presidentes de las comisiones de Turismo, Obras y Calidad de Vida del Concejo, con el argumento de que sólo a través de una decisión de esta naturaleza podrán ser resueltos los graves problemas de convivencia que desde hace años existen entre los vecinos y los propietarios de los comercios nocturnos. El secretario de la Asociación Vecinal, Guillermo Barañano, le explicó a LA CAPITAL que si bien en la actualidad existe un "acuerdo de palabra" entre los empresarios de la noche y la comuna para cerrar los locales entre las 5 y las 6 de la mañana, este compromiso "se incumple sistemáticamente".

Sustuvo que, como prueba de ello, existen actas de infracción labradas en algunos de estos establecimientos a las 6.30. "Hace 12 años que los vecinos estamos planteando nuestro problema y haciendo reclamos que nunca fueron resueltos", se quejó Barañano, asegurando que la imposición de estrictos límites horarios para el esparcimiento nocturno no es ningún "invento" de los vecinos de Playa Grande. "Existen ejemplos de legislaciones de estas características, como por ejemplo en España, donde se ponen límites horarios en aquellas áreas urbanas consideradas como zonas acústicamente saturadas. El vecinalista comentó que los habitantes de Playa Grande sufren múltiples problemas a causa de la actividad de los bares y pubs, entre los cuales, enumeró las "dificultades para conciliar el sueño" o la alta congestión de tránsito vehicular y peatonal que afecta a una zona residencial, que poco a poco fue cambiando su fisonomía.

Barañano subrayó que si bien los comerciantes señalan que los disturbios suelen tener lugar en la vía pública, esto tiene su origen en la excesiva oferta de los locales nocturnos y en el hecho de que muchos de ellos "violen sistemáticamente" las disposiciones vigentes. "Si un local está habilitado para recibir a 200 personas no puede admitirse que en su interior haya mil", sostuvo, asegurando que éste es uno de los principales motivos por los que la actividad nocturna en Alem suele desbocarse.

Además destacó que la mayor parte de los bares y pubs del barrio "promueven el baile" cuando en realidad sus habilitaciones municipales no les permite desarrollar esa actividad y además funcionan en establecimientos que no cumplen con las normas de ocupación y uso del suelo

Comentá la nota