Los vecinos afirmaron que la restricción al tránsito en Constitución al 600 causa trastornos

Ahora se abrió la circulación parcialmente, mientras avanza la reconstitución del granitullo dañado por la perforación de un caño. Los comerciantes aseguran que el inconveniente afectó la recaudación.
Vecinos y comerciantes de la zona de Constitución y Rodríguez plantearon ante Multimedios El Eco su preocupación ante los diversos inconvenientes que se generaron por el cierre al tránsito vehicular determinado tras la rotura y posterior reparación de una cañería, situación actualmente superada en forma parcial.

“Hace más de 10 días que estamos así: desde las 16 y hasta las 22 es constante el embotellamiento de autos”, indicó una vecina mientras desde una importante cola de vehículos comenzaban a surgir los bocinazos.

Un panorama similar se observa en el horario pico de la mañana, en tanto que otro residente de la zona dijo que “sugerí estacionamiento en una sola mano en la última cuadra de Rodríguez para que el tránsito fuera más fluido” y reducir las colas de más de dos cuadras que se forman.

“Tardé 30 minutos en llegar desde Rodríguez y Maipú hasta Rodríguez y Avellaneda”, había señalado un automovilista antes de la apertura de la circulación por una mano.

Sin embargo, el descontento no es menor entre los comerciantes de la zona. En la panadería de Constitución al 600 se afirmó que “hay un 80 por ciento o más de pérdida desde hace 15 días. Somos los más perjudicados porque estamos en el medio. No vendemos nada y la heladera está vacía. Se ha tirado mucha mercadería”.

Un alto porcentaje de los clientes del local es “gente de paso. También llega mucha gente grande, pero ahora -como están todos los baches- no se anima a venir. Básicamente trabajamos con gente que pasa en auto, estaciona y compra rápido”, alternativa que hoy es imposible.

“Lo más rápido posible”

El secretario de Planeamiento y Obras Públicas de la comuna, Mario Civalleri, explicó que “tratamos de avanzar lo más rápido posible” y acotó que “somos conscientes de que se causó una serie de trastornos a los vecinos”.

Añadió que “todos saben que se trató de un siniestro y que la empresa que llevaba a cargo los trabajos se ha comprometido a hacerse cargo del costo económico de la reparación” y que “estamos preparando las liquidaciones”.

Solucionado el problema en la cañería, la empresa, “por cuenta propia y bajo la supervisión de la Dirección de Vialidad, va a llevar a cabo la reparación de la calle”.

El funcionario añadió que la problemática de la zona se basa en que “confluye el tránsito de Rodríguez, proveniente del centro. Además tenemos un semáforo complicado en Rodríguez y Avellaneda”.

Finalmente, el secretario municipal dijo que “hemos pedido disculpas a los vecinos, pero hay que pensar que se trata de un siniestro que podría haber tenido consecuencias más graves y -que por suerte-, desde el punto de vista del agua, pudo repararse en un tiempo bastante rápido”.*

Comentá la nota