Vecinos advierten que las obras de avenida de la Travesía están paradas

Los vecinos de avenida de la Travesía salieron ayer a denunciar el parate en las obras de remodelación que se están llevando adelante en la traza entre bulevar Avellaneda y Sorrento.
"Desgraciadamente, los trabajos están literalmente parados y ya hace rato que veníamos notando una disminución en el ritmo", aseguró a LaCapital el representante de la vecinal Arroyito Oeste, José Pano, quien con otros referentes barriales estuvo ayer en el obrador "intentando averiguar qué pasa". Su par de Empalme Graneros, Osvaldo Ortolani, recordó que "hace 15 días levantaron todo y se llevaron hasta las máquinas", e insistió en que "los comerciantes hace seis meses que tienen los negocios parados".

La paralización trae más de un inconveniente tanto a los comerciantes como a los vecinos del barrio, sin contar que "esta es una zona que ya de por sí está encerrada por las vías del ferrocarril y ahora, con Travesía clausurada, la situación es peor", dijo Pano. Lo cierto es que los habitantes de la zona presentarán en los próximos días sus reclamos tanto a la provincia como al municipio, mientras esperarán una respuesta hasta el martes .

"Hace 25 años que anhelamos esta obra y tuvimos mucha paciencia porque fue presupuestada cinco años atrás. Exigimos que piensen en la gente que vive acá; la más perjudicada por la situación", subrayó Ortolani.

La obra. Tras varios intentos inconclusos, la refacción de la avenida de la Travesía en su tramo total de 3.200 metros, desde Avellaneda hasta Sorrento, comenzó a fines del año pasado. Los trabajos, que luego de dos licitaciones fallidas prometen un reordenamiento vial para el noroeste de la ciudad, fueron adjudicados en noviembre pasado a la empresa Rava SA de Construcciones.

Así, la firma casildense y el gobierno provincial firmaron un contrato por más de 45 millones de pesos. Con ese presupuesto, los pliegos licitatorios prevén realizar trabajos de repavimentación de la traza completa, además del tendido de desagües y cloacas. Todo eso debería estar terminado a mediados de 2010.

Las quejas. Los referentes de Empalme Graneros y Arroyito Oeste sostienen que las obras "están paradas hace días".

Pano dijo haberse comunicado con "ingenieros de la obra" que le señalaron que "el problema obedece a los plazos de pago estirados por la provincia". Y en ese sentido, Ortolani detalló que "la explicación de la empresa es que le deben certificaciones atrasadas de hace 120 días, por lo cual ellos también están atrasados con los proveedores y ya no les dan más crédito".

Para el representante de Arroyito Oeste, el principal inconveniente, además de la demora en sí misma, es que "el barrio queda cada vez más encerrado". Explicó que "para la gente esta es una obra fundamental, pero ahora todo se complica porque los vecinos permanecen incomunicados; cerrados entre vías y terraplenes".

Los comerciantes, según apuntó el dirigente de Empalme Graneros, "son los otros perjudicados" y agregó que "todos los negocios que están sobre Travesía o en las calles perpendiculares hace seis meses que casi no trabajan y ya no aguantan más". También insistió en que "por el desvío de los colectivos la gente tiene que caminar más de diez cuadras para poder ir a trabajar".

Otra voz. El secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Omar Saab, expresó: "No tenemos comunicación oficial de que esté paralizada". No obstante, el gobierno provincial reconoció reprogramaciones en los pagos (ver aparte).

La única explicación que esbozó el titular de Obras Públicas fue que "la empresa estaba trabajando por encima de la curva de inversión y de los plazos previstos, y por eso plantearon que a partir de ahora puede darse una adaptación al ritmo, es decir ir trabajando más lentamente".

De hecho, Saab afirmó que la obra está avanzada "en un 50 por ciento", y adelantó que para la semana próxima habría sectores terminados y habilitados al tránsito vehicular. "Eso no será antes del fin de semana próximo, hay que esperar el período de fragua del hormigón, que es lo que va a marcar el ritmo", finalizó.

Comentá la nota