Las vecinales acordaron con el gobierno pero hay malestar

El Municipio les propuso pagarles la mitad de la deuda -$400 mil- con cheques a diciembre. Para el otro 50% aún no hay definición. Los dirigentes aceptaron pero muchos manifestaron su disconformidad. Jure, molesto por las declaraciones de los últimos días, no fue a la reunión con los 47 vecinalistas
Ni un peso se llevaron los vecinalistas de la reunión que ayer mantuvieron con el Ejecutivo municipal después de que el conflicto por la falta de pago alcanzara su punto más alto. De todas formas, aceptaron la propuesta que les hizo el secretario de Gobierno, Carlos Ordóñez, y se llevaron la promesa de que les entregarán cheques diferidos por 400 mil pesos, un monto que representa la mitad de la deuda. Las entidades barriales podrán cambiar esos documentos recién entre el 15 y el 20 de diciembre o tendrán que negociarlos en el mercado.

Ordóñez los recibió después de las 18.30. A su lado no estaba el intendente Juan Jure, que había hecho la convocatoria. El secretario de Gobierno explicó que el jefe comunal no concurrió porque está muy molesto con los dirigentes barriales -principalmente con Teresa Díaz, presidenta del Círculo Vecinal, y con José Waicekawsky, tituular de la Vecinal Fénix- que criticaron duramente al gobierno por la falta de pagos y, además, lanzaron una serie de sospechas sobre el manejo de los cheques diferidos.

"Si él está enojado, que se imagine cómo estamos nosotros que hace dos meses que no cobramos y no podemos pagar los sueldos. Si Jure está enojado, Lucas Omar Castillo, presidente de la vecinal Indio Felipe Rosas, también estoy enojado", se escuchó a la salida de la reunión.

Lo cierto es que el Municipio no ha pagado ni agosto ni septiembre y acumuló una deuda de 800 mil pesos. Ordóñez les propuso a los vecinalistas, que ayer esperaban algún desembolso en efectivo, cubrir inmediatamente la mitad de la deuda pero con cheques posdatados que podrán cobrarse recién en la segunda quincena de diciembre. El secretario de Gobierno no les dio opción: era esa salida o seguir aguantando. Como contrapartida, les dejó la promesa de que el Ejecutivo analizará la evolución de las cuentas y definirá si puede realizar algún pago en efectivo.

Uno de los planteos que hicieron los 47 presidentes es quién cubrirá la pérdida que sufrirán al salir a vender esos cheques diferidos. "Con Economía vamos a analizar la posibilidad de que se cubran esos montos desde el Municipio", dijo Ordóñez. Los vecinalistas quieren que el Municipio se haga cargo del interés.

A la salida de la reunión, las opiniones estaban divididas. Las vecinales con mayor oxígeno económico recibieron los cheques diferidos como una buena opción. En los demás casos las quejas eran airadas. "Si nos dan 1.000 pesos, vamos a perder 200. Mirá qué lindo negocio", decía un grupo de dirigentes.

Lucas Castillo, de la vecinal Indio Felipe Rosas, también fue crítico. "Nos vamos sólo con una promesa. Nos pagan un mes, agosto, pero con cheques a diciembre. A mí ni a la mayoría de las vecinales nos sirve porque muchas tienen que pagar los sueldos de agosto. Yo tengo los salarios al día pero por mi aporte personal. Pero hay otros presidentes que van a tener que pagar los sueldos de agosto en diciembre. ¿Cómo creen que se van a sentir los empleados?", dijo Castillo.

Y agregó que quieren mostrar buena voluntad pero que nunca vivieron una situación similar. "En la gestión de Rins alguna vez tuvimos necesidades pero era un tipo con muchas ideas y enseguida nos tiró una solución", dijo.

José Waicekawsky, de la vecinal Fénix, opinó que para la mayoría los cheques serán una solución. "Pero es un arreglo momentáneo", indicó y reconoció que la situación financiera del Municipio les genera incertidumbre para los próximos meses.

Miguel Cecchelli, de la vecinal Peirano, también consideró que los cheques a fecha les dan un oxígeno aunque reclamó que la esperanza de los dirigentes es volver a cobrar en efectivo

Por su parte, Ordóñez destacó que se haya iniciado una instancia de diálogo para tratar de superar el conflicto que se generó en las últimas horas. Ratificó el compromiso de que se analizará un pago en efectivo para cubrir el segundo tramo de la deuda.

"Por ahora, el vecinalismo nos ha planteado que los cheques son de gran utilidad", dijo el funcionario.

Además, Ordóñez negó que la emisión de cheques diferidos esté generando inconvenientes a la salud de las cuentas municipales. "Hay un equipo que analiza los recursos que van a ingresar a la Municipalidad y, en función de eso, se emiten los cheques", declaró.

Comentá la nota