Vázquez prepara una gestión en el conflicto

El actual presidente uruguayo anticipó su jugada al electo mandatario José Mujica en el encuentro privado que mantuvieron antes del traspaso de mando. En este camino, le hizo saber que realizará una gestión para allanar el camino hacia la resolución del conflicto por Botnia entre la Argentina y Uruguay.
Fuentes frenteamplistas –que nuclea las agrupaciones de los dos dirigentes políticos-, confirmaron la versión y hasta el propio Mujica admitió ante los periodistas que por estos días "la noticia la tiene Tabaré".

La novedad apunta a que antes de su retiro emprenderá una gestión para solucionar el diferendo, aunque por el momento no la dará a conocer. Sin embargo, las fuentes recordaron que en el punto cúlmine del conflicto a Uruguay se le solicitaba que aprobara la designación del ex presidente argentino Néstor Kirchner como presidente de UNASUR (Unión de Naciones Sudamericanas), según publicó el portal uruguayo Últimasnocicias.com.uy.

Más acá en el tiempo, fue el propio Mujica el que emprendió actividades tendientes a sanear las frías relaciones entre las dos naciones. Primero se reunió en secreto con los asambleístas de Gualeguaychú, que sostienen un corte interrumpido de una ruta internacional hace más de tres años. El último de los contactos que tuvo el mandatario electo en su estrategia por desbloquear el puente binacional General San Martín fue el del sábado pasado en el balneario Iporá, de Tacuarembó, con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

No son pocas las autoridades argentinas que entienden que hay un viraje en el vínculo bilateral con la inminente llegada al poder de Mujica. Es que este último ubicó el problema en sus reales dimensiones: el corte de ruta es una consecuencia de la instalación y el funcionamiento de la pastera finlandesa en las márgenes del río Uruguay.

Comentá la nota