Vázquez: "Con Nalbandian, esta serie hubiera sido diferente".

Tras la eliminación ante los checos, el capitán argentino espera tener al cordobés en el equipo el año próximo.
Modesto Vázquez se fue. "Esta copa fue muy dura, muy difícil. Hubo que hacer una gran preparación y un gran sacrificio; movilizar todo el equipo durante dos semanas para competir de la mejor manera posible. Y siempre que hacés algo así querés la victoria. Lamentablemente, nos vamos con un sabor amargo, aunque hicimos lo necesario para cumplir un papel digno", dice. Está más relajado, pero también por eso se le nota el cansancio.

Tito se fue ayer temprano a Viena, a pasear con su mujer. Aunque la eliminación de la Argentina en los cuartos de final de la Copa Davis ante República Checa por un ajustado 3 a 2 en el quinto punto ya es historia, el capitán ofrece el análisis final antes de las vacaciones.

-¿Qué conclusión te deja la serie?

-Pensábamos que esta serie era 60-40 para los checos y se dio tal cual. En mi cabeza estaba que la sorpresa podía darla Mónaco contra Berdych, porque los juegos son compatibles; el checo tiene un juego que le viene bien a Juan. Por eso, yo estaba un poco acongojado el primer día; se había escapado una buena oportunidad. Los checos jugaron un poco con esa cuestión mental de estar lesionados y vimos al final que [Radek] Stepanek corría como una rata de barco, sin problemas. El tiene un juego difícil para Juan, porque varía muchísimo: se viene a la red, juega slice, drops muy buenos para traerlo. Ellos ganaron bien, pero al menos tuvieron que lucharla hasta el final.

-¿Qué le dijiste a Mónaco, que sufrió dos derrotas muy dolorosas?

-Yo creo que no sólo en el deporte, sino en la vida, no hay empate. A veces se aprende mucho más de las derrotas que de las victorias. El tiene ciertas partes de su juego que necesitan evolucionar un poco; la parte ofensiva para presionar al adversario, como le pasó con Stepanek. Lo positivo es poder verse en estas canchas rápidas y dar un pasito más para ser un jugador importante como lo es sobre tierra.

-¿Te dolió en particular que esto le pasara a Pico?

-No, no; el cariño que le tengo es por la entrega que tiene, por su manera de trabajar; da todo. Yo sentí mucho lo que pasó el primer día porque sabía que era el día clave. Después, fue muy bueno lo de Juan Martín, porque uno cree que ya teniendo el número 5 en la espalda gana cualquier partido y él salió a jugar 1-2 contra Berdych, que es un jugador excelente; le jugó un partido impresionante y no hay que dejar de destacar el mérito que tiene haber ganado sus dos partidos sin perder un set. El dobles era imposible, y Stepanek contra Mónaco simplemente fue mejor.

-¿Qué rescatás de cara al futuro?

-Que tenemos jugadores jóvenes. Juan Martín tiene recién 20 años. Mónaco todavía tiene mucho para dar. Esperemos la evolución de algunos jugadores que están empezando, a ver si en los próximos meses aparecen tenistas importantes. Conocí a jugadores con los que no había estado en situaciones límite de cancha, como Juan Martín, como Leo, como Acasuso, y eso me hace ver cómo son como personas y me ayuda en la relación que pueda tener con ellos. En estas dos series estuvo con siete jugadores distintos. Eso me va a ayudar en las decisiones que tenga que tomar en el futuro.

-¿Se agrega al futuro un nombre como el de Leonardo Mayer?

-Leo es otro jugador al que vi competir por primera vez con esta presión. Estuvimos en contacto con su entrenador [Emiliano Redondi], porque tiene que trabajar muchísimas partes de su juego. Puede jugar con un saque tan importante, pero hay áreas como la devolución, la volea, el control de sí mismo... Si evoluciona, será un jugador valioso.

-¿Cómo ubicás el sueño de ganar la Davis?

-Teniendo a Juan Martín, que tiene 20 años y está mostrando el camino, y con varios jugadores que están para ayudar, creo que la Argentina va a ganar la Copa Davis. Hay que esperar.

-¿Es lógico pensar que con lo que hay y Nalbandian, la Argentina tiene un equipo poderoso?

-Sin duda. David ya demostró que es un copero de raza. Esta serie, en esta cancha rápida que a él le gusta, hubiera sido diferente, seguro. Quiero que se recupere de la mejor manera y que pueda sumar lo que esperamos de él para la Argentina.

-¿Del Potro también ya es un jugador de raza copera?

-Sí. Al ganarles acá a estos tipos, en esta cancha y de la manera en que lo hizo, sobre todo contra Berdych, lo demostró con creces. Igual, ya lo había demostrado cuando estuvo en buenas condiciones contra Rusia, el año pasado.

* "Un gesto de un grande que viene a otro que fue"

"El gesto de Juan Martín [Del Potro] hacia Morea marca el respeto de un grande a otro grande, uno que viene y otro que fue", dijo Tito Vázquez, sobre la dedicatoria del tandilense, que tras ganarle a Berdych le regaló su camiseta al presidente de la AAT.

Comentá la nota