Vázquez: "Creo que, por primera vez, Del Potro mostró que puede ser N° 1".

En Roland Garros, el capitán se llevó esta impresión del tandilense; "en el mejor de los casos, estamos 40-60", dijo de la serie con los checos.
El estilo Tito Vázquez ya empieza a parecer familiar. Con él, lo picaresco está latente, siempre a punto de aparecer. Y aparece, como cuando habla del irregular José Acasuso, nuevamente convocado para jugar por los cuartos de final ante República Checa, el mes próximo: "Lo conozco de chico. Lo entrenaba y a las tres semanas no venía más. El es así, no me sorprende; una especie de Dr Jekyll & Mr. Hyde, tiene dos caras. Hablamos y se comprometió a dejar todo por el equipo, por lo cual me quedé tranquilo. Tiene 26 años, buen físico, saca muy bien y eso inclinó la balanza. Para estar acá resignó hacer una buena preparación para Stuttgart, que para él es un torneo muy importante".

Con frases así, adaptadas a las circunstancias y los interlocutores, Modesto Vázquez, a los 60 años, busca llegarles a muchachos de veintipico . Curtido en la onda del arte, el capitán tiene aires bohemios. Bohemia es justamente la mayor región del país con el que la Argentina se medirá entre el 10 y el 12 del mes próximo, aunque en Ostrava, región de Moravia.

En la Asociación Argentina de Tenis, rodeado por Ricardo Rivera, el subcapitán del equipo, y Héctor Romani, director ejecutivo de la AAT, el capitán jugueteó con un pedazo de la carpeta que se utilizará en Ostrava y que le dieron en su vista al estadio, y confirmó lo que se sabía: que el equipo lo conformarán, además de Acasuso, Juan Martín del Potro, Juan Mónaco y Leonardo Mayer, mientras que Martín Vassallo Argüello será sparring.

"Yo creo que hoy es un 40-60 en el mejor de los casos", dijo Vázquez sobre las posibilidades argentinas para la serie. Entre frase y frase pudo decodificarse de qué manera se imagina esas chances: para ganar, el capitán cuenta con dos triunfos de Del Potro y una sorpresa de Mónaco, de quien espera que consiga "un éxito ante Berdych o Stepanek, que sería el mejor de su carrera". Si las circunstancias no cambian, el dobles lo formarán Acasuso y Mayer. Ese punto es, a priori, el más perdible de todos. Pero Vázquez sabe que la Davis es una caja de sorpresas y quiere tener a todos motivados para que cualquiera pueda vestirse de héroe. Por eso, sobre Mayer dijo: "Lo vamos a poner, porque en la cancha se ven los pingos".

Sabe, eso sí, que necesita del liderazgo de Del Potro, 5° del ranking mundial, a quien elogió: "Es cierto lo que dijo Berdych (que la Argentina sin Nalbandian es como Suiza sin Federer), pero lo que hizo Del Potro en Roland Garros, el crecimiento que tuvo en los últimos meses, es muy importante, tanto como Federer para Suiza. En París, creo que, por primera vez, Del Potro mostró que puede ser el N° 1 del mundo".

Profundo conocedor del tenis, Vázquez tiene los pies sobre la tierra: "Del Potro puede ganar o perder los dos puntos". Traducido: quiere jugadores motivados, no presionados.

El capitán viajará a Wimbledon hacia el primer viernes del torneo, "para ver a los juniors y empezar a entrenar con los muchachos que estén, aunque sea en otra superficie". Luego se unirá a Rivera y el equipo para una concentración en París.

En tiempos de una Legión sin tantas variantes, Tito fue sincero: "Es más simple elegir cuando tenés muchos jugadores. Que después tengas problemas con los que no elegís es otro tema. Es preferible tenerlo a Nalbandian que no tenerlo".

* Perdió Cravero en la clasificación de Wimbledon

Jorgelina Cravero cayó ante Vesna Manasieva por 6-3 y 7-6 (8-6) y no logró ingresar en el cuadro principal de Wimbledon por lo que Gisela Dulko será la única argentina. Entre los varones habrá 12 representantes, un récord.

Comentá la nota