Vázquez y su convocatoria a la selección italiana: Quiero aprender y disfrutarHistórico.

Vázquez y su convocatoria a la selección italiana: Quiero aprender y disfrutarHistórico.

Vázquez fue convocado por Italia por su juego en Palermo, donde hace un año no entraba. Debutó en Belgrano, explotó con Zielinski, ascendió y fue vendido.

Fue hace poco mas de un año. Franco estaba mudo de verdad. Hacía un calorón bárbaro y en la cancha de Atlético Carlos Paz –el club del que es su prócer máximo y donde también jugaban sus hermanos– se desarrollaba una jornada solidaria. La causa noble de jugar con amigos a beneficio del comedor “Copas de leche”, el merendero “Corazoncitos Felices” y el “Hospital Gumersindo Sayago”, y la vuelta a su entorno, le arrancaron varias sonrisas.

“Pasé momentos duros en Palermo, pero ahora me quieren”, dijo el enganche nacido en Tanti. Había tenido un año para el olvido, pero el DT Iachini le había dicho antes del receso tres veces que lo tendría en cuenta. Unos meses antes el entrenador Genaro Gattusso le advirtió que no lo iba a tener en cuenta y así se inició una de sus peores etapas.

Con Iachini, tuvo continuidad y Vázquez formó una gran dupla con otro cordobés, Paulo Dybala. Y su juego obligó a prender la TV los sábados a la mañana para ver algo de fútbol. Lo hizo Gerardo Martino, el DT de la selección argentina, quien le advirtió a Mundo D: “No puedo llamar a Franco Vázquez porque puede jugar para otro país”.

Más rápido fue Antonio Conte, su par italiano: lo fue a ver seguido, habló del ex-Belgrano (“Me interesa. Es un gran ju­gador”, referenció y ayer, lo convocó para jugar ante Bulgaria (el próximo sábado, por la eliminatoria a la Eurocopa) y contra Inglaterra (un amistoso, el 31). “Estoy feliz y orgulloso”, le dijo ayer “el Mudo” a Mundo D, más locuaz que nunca y a punto de subirse al avión rumbo a Palermo, tras el 0-0 con Chievo Verona.

– ¿Cómo te enteraste?

– Me dijo un directivo del club. El mérito es, de verdad, de todos mis compañeros. Del DT. Sin ellos no podría haberlo logrado.

– ¿Lo esperabas o no te querías ilusionar?

– No quería ilusionarme. Pensaba solamente en seguir haciendo bien las cosas en el club.

– ¿Ya hablaste con Conte?

– No hablé todavía.

– ¿Con qué expectativa asumís este desafío?

– Quiero disfrutar de estar en una selección así tan importante. Con tantos buenos jugadores sólo se debe aprender y seguir mejorando. Es un momento único. Sé del antecedente de Mauro Camoranesi. Pero él ganó un Mundial, y yo todavía no he pisado una cancha. Pero sería un sueño para lograr sus objetivos.

– ¿En tu decisión de aceptar ir a Italia, pesó lo que dijo Martino de no convocarte?

– No, para nada. Cada entrenador elige. Estoy feliz y orgulloso de este paso importante.

– ¿Qué soñás con la selección de Italia?

– En este momento sueño con debutar y disfrutar de estar con grandes jugadores.

– Te quedaste a lucharla cuando otros, en una situación similar se van. ¿Por qué?

–Me acuerdo. Me quedé a pelearla y el tiempo me dio la razón. Estoy agradecido al técnico por la confianza que me dio.

Agradecido

Vázquez está cerca de Dybala, a la hora en la que juega Belgrano con Vélez. Presente y pasado, cruzan al cordobés nacido en Tanti. “¿Qué dice Paulo? Me felicitó y me deseó lo mejor. Es un grande”, contó “el Mudo”, quien se dispone a hacer memoria.

“Siempre estaré agradecido a Zielinski y a su cuerpo técnico por todo lo que me enseñaron. Y a los compañeros con lo que logramos tanto”, recordó.

Tiempos duros para “el Mudo” y de lucidez para Ricardo Zielinski. Después de haber pasado por todos los puestos del medio y de arriba, el DT le dio lugar para gravitar. Eran tiempos de impaciencia, de terribles pronósticos sobre si Vázquez podría ser algo en el club. Los plateístas que lo insultaban...

“El Mudo, habló”, ellos callaron, Belgrano hizo historia y sus diálogos se dieron con un gran César Pereyra. “Con Pereyra logramos una gran dupla. Hicimos varios goles. Fue bueno para el club. Gran jugador y buena persona. De la gente estoy agradecido por todo el cariño que me dieron y me siguen dando por las redes sociales”, dice Franco.

Los responsables futboleros quedaron bien claros, pero Vázquez también habló del factor humano. “Debo agradecer siempre a toda mi familia y a mi novia por estar al lado mío. Sin ellos hoy no me estaría sucediendo esto. Marina y Oscar mis viejos, Federico y Nicolás mis hermanos; Agostina mi novia. También a mis tíos, tías, primos y amigos. A la gente de Atlético Carlos Paz y Barrio Parque. He dicho siempre que me siento mitad italiano, mi mamá es de Pádova y muchos parientes viven en el país. Nadie me tuvo que convencer.

– ¿Quién de los tres hermanos era el mejor?

– No sé tanto, ja. Federico como Nicolás son muy buenos. Yo quizá tuve la suerte que ellos no.

– ¿Tu mejor momento en el fútbol y el peor?

– El mejor momento es el que está por venir y el peor cuando no jugaba.

“El Mudo” es cordobés, pero jugará para Italia. Allá será prioridad y en la selección argentina, un plan “C” o “D”. Su calidad motorizó las opciones y Vázquez eligió jugar.

Coment� la nota