NEA: vaticinan "5 meses durísimos", con cortes de energía programados

Apagones y repetidos bajones de tensión encendieron todas las luces de alerta en varias provincias del Norte Grande (Corrientes, Chaco, Formosa, Tucumán y Santiago del Estero), que sobrellevan por estos días temperaturas extremadamente altas. La solución: cortes programados.

El gremialista correntino de Luz y Fuerza fue sincero al vaticinar el futuro: "Nos esperan cinco meses durísimos". Luego se lamentó por la falta de inversiones; y consideró que el NEA y el NOA (Norte Grande) están muy marginadas por el Gobierno nacional. No hay inversiones energéticas, ni de luz ni de gas".

Las crisis energéticas por falta de inversiones no se resuelven de un día para el otro, por lo tanto, los cortes programados serán la única herramienta a la que podrán echar mano Cammesa, Transnea y las provincias, cuando los directivos de esas empresas se reúnan con funcionarios provinciales.

Pasar el verano

Además de anunciar cómo pasar el verano, deberán explicarle a la población los nuevos aumentos en las boletas de luz. El hecho podría incrementar en un par de grados el malhumor que existe en los consumidores que mensualmente pagan el servicio. Ni hablemos del sector comercial (particularmente entre los que manejan mercaderías perecederas) cuyos propietarios deberán ir pensando en comprar generadores.

Pero lo grave, es que hace más de cuatro años, expertos en temas energéticos vaticinaban la crisis por falta de inversiones. El Gobierno nacional negaba tales anuncios y seguía "resolviendo" los problemas desde el discurso, usando las carencias del "Norte Grande postergado", (asi les gusta decir) como bandera política y no como política de estado.

Cortes

Las provincias del NEA son las más afectadas por cortes en el suministro eléctrico. El infierno que padecieron la semana pasada correntinos, chaqueños y formoseños, que debieron soportar cerca de 40 grados, tuvo su punto sobresaliente con un apagón que afectó a las tres provincias y en menor medida a Misiones.

En Corrientes, funcionarios de la Dirección Provincial de Energía (DPEC) reconocen que "el sistema de transmisión está saturado" y que por eso "es inevitable que ocurran fallas que después repercuten en la distribución local", sobre todo cuando la demanda crece.

Colapso

El colapso de las líneas eléctricas en Formosa, en tanto, fue acompañado por un desborde de los teléfonos de la Defensoría del Pueblo, ya que los usuarios no dejaron de llamar para hacer reclamos por lo que consideran "una deficiente prestación" del servicio de la empresa distribuidora local EDEFOR.

El problema energético en el NEA se agudizó hace dos años y en ese momento la Nación decidió aplicar programas alternativos para reforzar el entramado eléctrico. En Corrientes, donde paradójicamente está la megacentral hidroeléctrica Yacyretá, que genera casi el 20% de la energía que consume todo el país, se instalaron estaciones generadoras en algunas localidades para evitar colapsos de tensión cuando crecen los requerimientos de la población, pero según funcionarios del DPEC, no representan ni siquiera el 10% de la capacidad de las que fueron emplazadas en el Chaco y Formosa.

Santiago del Estero y Tucumán también se vieron afectadas en distinta medida por deficiencias en el sistema interconectado nacional, que se evidencian claramente con el incremento de la demanda ligado al pico climatológico. El sábado se produjo un corte total de energía en casi el 90% de la primera provincia y en el sur de la segunda por un lapso de media hora. Fuente: Región Norte Grande

Comentá la nota