El Vaticano vetó a Caroline Kennedy como embajadora

El Vaticano vetó a Caroline Kennedy como embajadora
La Santa Sede no ve con buenos ojos a Barack Obama debido a su posición a favor del aborto y su apoyo a la investigación con células madre. El Papa ya rechazó al menos a otros dos candidatos
Entre los rechazados, según el diario italiano Il Giornale, figura Caroline Kennedy, hija del presidente John F. Kennedy, el único presidente católico en la historia de los Estados Unidos (el actual vicepresidente, Joe Biden, también lo es).

Otro de los vetados es Douglas Kmiec, un miembro del Partido Demócrata que ha trabajado para Obama y que ha publicado un libro explicando por qué los católicos pueden apoyar al nuevo presidente de EEUU.

Todos ellos se habrían manifestado públicamente en contra de los dogmas de la Iglesia Católica, lo que el Vaticano considera inaceptable. En el caso de Caroline Kennedy, su postura pública a favor del derecho al aborto la excluye para el puesto.

El retraso en el nombramiento del nuevo embajador está generando cierta preocupación en círculos diplomáticos. Está previsto que Obama se reúna con el Papa Benedicto XVI en la Cumbre del G-8 que se celebrará en Cerdeña el próximo mes de julio. Pero la cita tendrá que posponerse si de aquí al verano todavía no se ha nombrado un representante.

A pesar de que las informaciones sobre Barack Obama en L`Osservatore Romano, el diario oficial del Vaticano, son equilibradas y suelen destacar su habilidad para las relaciones internacionales, hay preocupación sobre las políticas que va a llevar cabo.

Aunque la Santa Sede no se pronuncia oficialmente sobre la idoneidad de los candidatos propuestos, hay una serie de características que debería reunir. Además de ser católico y de no tener 'situaciones de pareja irregulares' Benedicto XVI espera que el elegido sea 'pro vida'.

Y es que tras la luna de miel que el Vaticano vivió con George W. Bush, con el que sólo surgieron discrepancias en asuntos de política internacional, hay inquietud sobre las consecuencias y la influencia de las políticas sociales del nuevo inquilino de la Casa Blanca, consignó el diario El Mundo.

Comentá la nota