El Vaticano contra los homosexuales: "No entrarán jamás el reino de los cielos"

Los homosexuales y transexuales "no entrarán jamás en el reino de los cielos", aseguró este miércoles el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, ex ministro de Salud del Vaticano, quien advirtió que son personas que "hay que respetar".
"Los homosexuales y transexuales no entrarán jamás en el reino de los cielos y no lo digo yo sino San Pablo", declaró el purpurado a la prensa italiana.

"Uno no nace homosexual sino que se convierte. Por razones diferentes, de educación o porque la propia identidad no se desarrolló durante la adolescencia. Puede que no sean culpables, pero actuar contra la naturaleza y la dignidad del cuerpo seguramente no les garantiza entrar al reino de los cielos", agregó.

Las palabras del cardenal latinoamericano fueron comentadas luego por el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, quien recordó que la Iglesia invita a tratar a los homosexuales "con respeto y compasión", dijo.

"Hay que evitar toda discriminación injusta", declaró Lombardi.

El vocero del papa Benedicto XVI precisó que el Catecismo de la Iglesia califica de "desorden" los actos homosexuales y reconoce también que existe "un número no insignificante de hombres y mujeres que presentan tendencias homosexuales innatas".

El ex ministro de Salud del Vaticano, que se jubiló recientemente, es miembro aún de varias congregaciones pontificias y en enero de este año fue más allá al calificar el acto de retirar a una mujer la alimentación artificial tras 17 años en coma vegetativo como un "asesinato abominable", generando fuertes reacciones en Italia.

El religioso citó la Carta de San Pablo a los Romanos, en la que habla de las personas "impuras" que se abandonan a "pasiones infames" y el martirio de aquellos que "desprecian el conocimiento de Dios", escribió el apóstol en el primer capítulo.

"La homosexualidad es un pecado, pero eso no justifica alguna forma de discriminación. Sólo Dios tiene el derecho de juzgar. Nosotros, en la Tierra, no podemos condenar y como personas, tenemos todos los mismos derechos", concluyó el cardenal Lozano.

Comentá la nota