Varizat: Marcha repudió la decisión de apartar a la querella

El pasado 18 de noviembre del corriente se firmó una resolución en la cual los jueces intervinientes excluyeron a la parte querellante en su totalidad, del juicio oral que se le tendría que llevar adelante a Daniel Varizat, por el hecho perpetrado el 17 de agosto de 2007 en Río Gallegos.
Al respecto, el mediodía de hoy los gremios de ATE, ADOSAC, Judiciales y APEL, entre otros, se movilizaron para repudiar la decisión de la Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial de la Provincia de Santa Cruz.

Alejandro Garzón, titular de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) expresó a “La Parada” que “la intención nuestra es rechazar el fallo porque creemos que es une escándalo jurídico y queremos que el Poder Judicial de Santa Cruz tiene que tomar cartas en el asunto porque tiene que comenzar a tener autonomía del poder político y resolver el beneficio de los 24 compañeros que sufrieron éste hecho”, cuestionó.

“Sino vamos a seguir en la impunidad”, dijo y comentó que en el marco de la marcha un automóvil Renault Laguna golpeó la pierna de manifestantes y huyó despavorido gritando que vayan a trabajar sin que la policía hiciera nada.

Últimas decisiones

Días atrás, en diálogo con el programa “En una Hora” que también se emite por TiempoFM, Miguel Ángel Arce Aggeo, patrocinante de Daniel Varizat dijo que “el defensor oficial había solicitado el apartamiento de la querella porque se había omitido algo muy importante que es el requerimiento de elevación a juicio; que se omitió hacer”.

Pero los abogados querellantes por parte de algunas de las víctimas: Javier Pérez Gallart y Andrés Vivanco, consideraron un “disparate jurídico” al fallo y sostuvieron que era parte de la subordinación de la Justicia al poder político.

Diputados

En tanto, ayer el Diputado Jorge Cruz, presidente del bloque radical, presentó sobre tablas una resolución para repudiar la medida tomada por la Cámara, respecto a la “Causa Varizat”. Sin embargo, no contó con el acompañamiento del bloque mayoritario del oficialismo, que consideró que aprobar el repudio era una “grave intromisión” a otro poder independiente del Estado, por lo que mandó la iniciativa al archivo.

Comentá la nota