Varisco formaliza su decisión de volver a la intendencia

Dice que todavía hay tiempo para cerrar un acuerdo de unidad en la UCR, pero que no le teme a la interna. Critica la "inacción" de la gestión Halle y dice que Paraná tiene un "atraso estructural".
La interna del radicalismo de Paraná se precipitó esta semana con la postulación a la intendencia del ex diputado y convencional, Fabián Rogel, quien prepara su lanzamiento para marzo. El titular de la UCR de Paraná presentó su decisión como una respuesta a una movida inesperada que dio su rival de los últimos años, el ex intendente y ex diputado Sergio Varisco, que cerró 2009 con un acto casi de campaña, al que sólo le faltó formalizar su voluntar de volver a gobernar la ciudad. Eso hizo ahora.

–¿Cuál es la razón por la que se adelantan los tiempos electorales en la UCR de Paraná?

–El radicalismo en su conjunto, en todo el país, se ha recuperado y especialmente en Entre Ríos. El triunfo en la elección general del 28 de junio ha generado entusiasmo, movilización y creo que todo el partido ya se apresta a lo que va a ser la oferta electoral para 2011. Más aún teniendo en cuenta que en 2011 puede caernos con sorpresa la fecha electoral de la provincia o de la Nación. No hay que olvidar que el año pasado el kirchnerismo adelantó las elecciones de octubre a junio.

–¿Por qué no fue posible alcanzar un entendimiento con el sector que lidera Fabián Rogel en Paraná?

–Hay tiempo, tenemos todo el año 2010. El diálogo interno no está roto, tanto a nivel local como provincial. Nosotros no hemos hecho un acuerdo con el sector de Rogel; el año pasado participamos del plenario del Comité Capital porque tenemos delegados. Pero creemos que siempre hay tiempo para conversar dentro del radicalismo, candidaturas oficiales todavía no hay dentro de nuestro sector y esperamos definirlo para marzo o abril.

–¿Dice que es posible una lista de unidad?

–Sí, en acuerdo con todos los sectores, sin excluir a nadie. Creemos que es posible evitar las elecciones internas y en caso que no, daremos la elección, como siempre. Cuando fuimos gobierno municipal siempre tuvimos internas: en el 83, en el 95 y en el 99.

–No comparte la teoría de que un radicalismo dividido por una fuerte interna en Paraná luego no puede contra el PJ en la general.

–No, lo que importa es la actitud que se tenga después de la interna, de apoyar a quien gane. Pero creo que, cuando se hacen bien, las internas son saludables. Obviamente que sería bueno evitarlas, pero no le tememos a la interna.

–¿Coincide con la afirmación de que si se evita la interna aumentan las chances del radicalismo de llegar al poder?

–Creo que ganamos tiempo, que ahorramos energía para dedicarla a la elaboración de un programa que vuelva a entusiasmar a los entrerrianos y los paranaenses, más tomando en cuenta la situación de la provincia y de la ciudad.

–¿Qué habría que hacer para alcanzar la unidad que cree todavía posible?

–Dialogar, tomar conciencia de la situación de crisis de la Nación, de la provincia y de Paraná, para entender que es un período que exige mucha generosidad de nuestra parte. Yo no concibo a la provincia siguiendo los lineamientos del gobierno nacional en perjuicio de nuestros propios intereses, ni una ciudad que no tenga un proyecto que contenga a todos los paranaenses.

–¿Una candidatura de lista única se definiría, llegado el caso, por cómo mida cada uno?

–Por el diálogo, no creo mucho en las encuestas. Creo en el diálogo de un proyecto que nos contenga a todos y que sea avalado también por los afiliados. Un acuerdo de cúpulas con el afiliado dándonos la espalda no nos sirve.

–Por ahora ese diálogo está interrumpido.

–Sí. Pero creo que entre hombres políticos siempre se puede hablar. Pero también existe la posibilidad de hacer ofertas para que el afiliado elija. Siempre en las internas hubo una masiva concurrencia del afiliado. Creo que sería ideal lograr la unidad, pero no creo que sin ella se imposibilite un triunfo en la elección general. Fui intendente tras una elección interna muy dura en 1999.

Provincia

"Con Atilio Benedetti estamos trabajando en conjunto y creemos que a nivel provincial hay que tener una propuesta clara: el déficit, la provincia pastoril a la que nos reduce este gobierno, sin valor agregado a nuestra producción primaria, con una dependencia absoluta del tesoro nacional y de los caprichos de la Presidenta es una Entre Ríos que no tiene que ver con nuestra historia, nuestro federalismo, nuestra autonomía", define Varisco.

Cuenta que "con Atilio hemos charlado estas cosas desde antes de la interna que lo definió como candidato a diputado nacional" y en la que enfrentó a Rogel.

Varisco niega que haya sido el causante del adelantamiento de la interna con el acto de fin de año. "Que nosotros generemos hechos políticos dentro y fuera de la UCR no puede tomar por sorpresa a nadie y tenemos derecho a hacer política, nadie puede prohibirnos eso", dice y cierra: "Ante el autoritarismo del gobierno nacional, el radicalismo ha vuelto a posicionarse como el partido de la democracia, la institucionalidad y el diálogo, no puede dejar de tener democracia, institucionalidad y diálogo hacia adentro".

Cobos

–El radicalismo nacional tiene que lograr una unidad, necesita de todo el partido atrás, incluso hablar con el Acuerdo Cívico y Social. En la Nación el proceso es más lento, porque se proyecta una elección para octubre, quizás todavía en 2010 habrá tiempo para la pulseada interna.

–¿Cómo ve a Cobos?

–El radicalismo necesita de él un compromiso muy fuerte respecto a que se va a apoyar en el partido.

–¿Eso todavía no está claro?

–Creo que sí, pero falta tiempo, un dialogo entre los distintos sectores.

En Entre Ríos, sólo el ex senador Hugo Lesca, que aspira a la gobernación, se define alineado con el vicepresidente. Varisco integró el nuevo Comité Nacional de la UCR –es secretario de Infraestructura y Economías Regionales– por el sector que encabezaba Cobos. Sin embargo, el ex diputado no se alinea con el mendocino. "Integro el Comité por méritos propios", dice, para despegarse. Y afirma que Entre Ríos tendré una "política propia" en la interna nacional. "Creo que todavía no es una discusión que esté instalada entre los radicales entrerrianos", concluye.

Comentá la nota