Varios municipios mantienen deudas con sus cajas previsionales

El titular de la Caja de Jubilados y Pensionados de la Provincia, Daniel Elías, pidió un profundo debate.
En Entre Ríos hay municipios que mantienen deudas millonarias con sus cajas de jubilaciones y pensiones, ya sea por incumplir con los aportes patronales o por haber solicitado un préstamo para obras públicas. También, se registran casos donde se conjugan ambas situaciones.

Para afrontar los compromisos con sus cajas, hay municipalidades como la de Victoria que ofrece desprenderse de terrenos fiscales. Otras, como la de Colón, que evalúa ceder a su Caja la concesión por 30 años del complejo termal.

Los intendentes proponen estas soluciones, pero necesitan el apoyo de su cuerpo legislativo para ceder bienes pertenecientes al Estado municipal. Todo indica que si no hay acuerdo entre las partes el tema terminará en la Justicia.

En Argentina hay 26 cajas municipales, de las cuales 19 están en Entre Ríos. La mayoría se creó en 1995 ante los rumores de la transferencia del sistema provincial a la órbita nacional. Los trabajadores con sus sindicatos promovieron la creación de las cajas. De inmediato, nacieron 15 cajas de jubilados y pensionados municipales, que se anexaron a las de Villa Elisa, Gualeguaychú, Basavilbaso y Gualeguay.

En corto plazo dieron superávit y comenzaron a asistir a sus comunas con créditos "flexibles", transformándose en "bancos locales". Algunas cajas crecieron, mientras que otras como los casos de Bovril y Concepción del Uruguay funcionaron muy poco tiempo.

LA PESIFICACIÓN. La ciudad de Colón debe a su Caja de Jubilaciones y Pensiones alrededor de 12 millones de pesos.

Todo se retrotrae a 1996, cuando se realizó la perforación termal. En aquel entonces el presidente municipal Eduardo del Real, solicitó un préstamo por 1,2 millones de dólares para afrontar las obras. Además por ordenanza creó un fondo termal. De ese fondo se retiraba dinero para pagar las cuotas. En 1999 llegó a la comuna Mariano Rebord, quien mantuvo el fondo de afectación termal hasta que comenzó la debacle económica de 2001. Allí se dejó de pagar y se inició una deuda que incluyó los aportes patronales que dejaron de pagarse. En 2003 arribó al poder Hugo Marsó. Si bien se continúa sin pagar ya se iniciaron tratativas para afrontar el empréstito.

La deuda actualizada ronda los 12 millones de pesos. Para paliarla, la Caja le ofrece al municipio gerenciar el complejo termal por 30 años y quedarse con tres terrenos lindantes.

AL DÍA. La Municipalidad de Gualeguay desde hace dos años se está poniendo al día con el organismo previsional, al que le debía 4,7 millones de pesos. Con la crisis de 2001 la comuna dejó de pagar los aportes y todo se complicó.

El convenio de pago firmado hace dos años tiene una cláusula que establece que "a medida que se aumenta el sueldo de los trabajadores se incremente la deuda". Esta decisión se tomó en conjunto para mantener actualizado el capital. En la actualidad, La Ciudad de los Poetas debe 3,7 millones de pesos.

Por otra parte, en la ciudad el Concejo Deliberante votó hace pocos días una modificación en el sistema previsional.

Desde ahora las mujeres se retiran a los 55 años y los hombres a los 60. Si bien la ordenanza fue vetada por el intendente de Gualeguay, Luis Erro, porque argumentó que "eso era una decisión política que tiene que tomarla él", el jueves a la noche el cuerpo legislativo estaría apoyando otra vez la iniciativa del concejal Oscar Lugullo.

En diálogo con UNO el edil comentó: "La Caja se rige por una ordenanza que quedó en el tiempo, la cual establecía que con 30 años de servicio te jubilabas", y añadió: "Llegó el caso de personas que entraron a trabajar a los 18 años y a los 48 años de edad se jubilaban. Era una aberración contable y jurídica porque no hay Caja que pueda aguantar así".

La ordenanza prevé que hasta el 31 de diciembre de 2011 los trabajadores se pueden jubilar con el sistema actual de 30 años de servicio, pero seguir con los aportes hasta los 55 años las mujeres y 60 los hombres.

UNA SÍ, OTRA NO. La Municipalidad de Victoria saldó el pago de 1 millón de pesos que había solicitado al organismo previsional para la puesta en funcionamiento de su planta de asfalto. Sin embargo, la comuna tiene hasta el 10 de setiembre para presentar una propuesta de pago a los 3 millones de pesos adeudados por no realizar los aportes patronales entre 2007 y 2008.

En caso de no concretarse una oferta la situación finalizará en la Justicia, ya que antes de diciembre de 2011 el compromiso debe saldarse. La Municipalidad de La ciudad de las siete colinas propone ceder terrenos y cubrir el resto en cuotas.

Tiempo de discusión

El titular de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos, Daniel Elías, sugirió la conformación de una mesa de debate para analizar el destino que se le debe otorgar a los recursos, ya que consideró que "un error puede acarrear graves problemas".

El funcionario insinuó que la mesa debe estar conformada por el Ejecutivo municipal, el Concejo Deliberante y los trabajadores. "Hay que recuperar el ámbito de debate, ya que si se judicializan las deudas de los municipios se va a terminar con resultados que nos son apropiados para el sistema", explicó a UNO Elías en referencia a la situación que atraviesan algunas municipalidades que no logran saldar sus compromisos económicos con sus cajas.

El titular de la Caja provincial precisó que "los tres sectores tendrán que ser maduros para lograr la correcta asignación de los recursos", y añadió: "Porque también hay que medir hasta dónde se justifica la acumulación de recursos por un sistema que es de reparto".

Para el funcionario es razonable que los fondos se reinviertan en los mismos municipios, pero siempre evitando un vaciamiento de la capitalización que han logrado las cajas. Elías contó que debe haber una reutilización de los recursos de una manera inmediata, ya que "sirve para satisfacer necesidades que no pueden esperar 10 años, pero la decisión de dónde asignar e invertir debe ser una decisión de conjunto entre todos los actores".

Elías opinó que en 1995 propuso que se genere espacios de debate sobre el destino de los fondos de las cajas municipales.

"No es fácil tomar una decisión de dónde colocar esos recursos porque hay que asesorarse muy bien y es difícil encontrar asesores que tengan visión de Estado", y agregó: "La inversión permite no perder capitalización".

Comentá la nota