Varios heridos por festejos de Año Nuevo en Tucumán

Unas 640 personas debieron ser tratadas en las guardias de los principales hospitales tucumanos por accidentes de tránsito, peleas y explosiones producidas por manipulación de material pirotécnico en los festejos de Año Nuevo, casi el triple que en Navidad, informaron fuentes médicas.
En el hospital Centro de Salud, ingresaron 240 personas, lo que marca un gran contraste y un "notable incremento de casos respecto de lo que sucedió durante los festejos por la Navidad", dijeron en la guardia.

La mayoría de los pacientes tenían heridas y politraumatismos como consecuencia de accidentes de tránsito. Los casos más graves fueron de dos adolescentes de entre 14 y 16 años, una de las cuales sufrió una factura de cráneo y fue derivada al hospital Padilla, para una evaluación neurológica.

Cinco de los pacientes atendidos en el hospital Centro de Salud presentaban heridas por armas de fuego en piernas, brazos y hasta en el mentón, como le ocurrió a un adolescente de 15 años, pero ninguno revestía gravedad.

En el hospital Padilla, recibieron 160 personas, lo que también contrasta con lo sucedido en Navidad, cuando ingresaron 14 personas.

Durante las primeras horas del primer día del año, la mayoría de los casos atendidos en los hospitales provinciales, fueron por accidentes de tránsito, cuatro de ellos graves, y también atendieron a una persona con una herida de bala en el abdomen y a otra con un traumatismo de cráneo que fue derivada desde Santiago del Estero.

En el hospital de Niños atendieron 150 casos, la mayoría de ellos a raíz de politraumatismos, contusiones y cortes, mientras que descendieron los casos relacionados con heridas por manipulación de material explosivo, informaron en la guardia.

En el hospital Miguel Belascuain, de Concepción,trataron a 90 personas, la mayoría de ellas con golpes y politraumatismos debidos, en la mayoría de los casos, a accidentes de tránsito, aunque ninguno presentaba gravedad, indicaron fuentes médicas.

En todas las guardias de los hospitales tucumanos el personal recalcó el contraste entre las casi 640 pacientes por los festejos de Año Nuevo con lo que sucedió en Navidad, cuando hubo 236 heridos, entre ellos dos niños a quienes debieron amputarles un dedo en cada caso por manipular pirotecnia.

Comentá la nota