Varios barrios formoseños y localidades del interior sufrieron ayer cortes einfinidad de bajones de luz

El Defensor del Pueblo de Formosa, Leonardo Gialluca, detalló a "El Comercial", que recibieron una infinidad de denuncias de usuarios de energía eléctrica por varios cortes y bajones de luz. Los mismos provinieron de barrios como Villa del Rosario, Mariano Moreno, Liborsi, 12 de Octubre, La Colonia y sus alrededores, además de Villa Lourdes, zona centro, y los que componen el circuito Cinco, sumados a localidades como El Colorado, Pirané, Fontana, Ingeniero Juárez, Las Lomitas, Clorinda y otros más

Al referirse a la situación Gialluca detalló que "comenzamos a recibir centenares de denuncias. Lo primero que hicimos ante esta situación fue comunicarnos con la empresa, hablamos con ingenieros como Mariajú y Cristanchi para que nos brinden, en su función específica las situaciones de estos cortes y bajones en el servicio eléctrico".

Subrayó luego que "También hablamos con el EROSP y tenemos un listado pormenorizado de los distintos barrios y lugares pidiendo la intervención para saber las causas y motivos de cortes y bajones, además de la verdadera capacidad de la línea.

Porque creemos que Edefor, está por debajo de brindar correctamente. Por ello esperamos que mañana (por hoy) empiecen a moverse los mecanismos y recibir las explicaciones de la empresa y funcionarios sobre esto, porque comenzó el martes a primeras horas. Allí mismo le pedimos al ente regulador le exija a la empresa de que elabore una respuesta que sea fundada y documentada de porqué se suceden esta situaciones en capital e interior"

Triangular la defensa

El defensor siguió detallando luego que "Nuestro trabajo es coordinado y triangulado, porque estamos en constante contacto con el EROSP y con Defensa al Consumidor, para que realmente el usuario se sienta defendido y que reciba una verdadera explicación de cuál o cuáles son los motivos y causas. Porque si así comenzamos el verano, desde ya le vamos a exigir al Ente Regulador para que empiece a adoptar las medidas necesarias para que EDEFOR, por lo menos, preste mínimamente el servicio en esta época estival".

Rescisión de contrato y pérdidas económicas

Continuó explicando luego que "estos cortes y bajones sucesivos que producen tanto daño a los usuarios, son causal de rescisión de contrato, por incumplimiento. Porque la verdad es que no se cumplen ni con las pautas mínimas de servicio. Porque el mismo, debe ser ininterrumplido.

Es más, todo esto trae una serie de agravantes que es por ejemplo las pérdidas económicas para los comerciantes, pérdidas con electrodomésticos para los usuarios residenciales y un sinnúmero de problemas que son acarreados por el servicio ineficiente".

Con procedimiento burocrático

Pormenorizó luego que "No podemos estar en Formosa sin elementos básicos, más allá de que para recuperar un bien dañado, hay todo un procedimiento burocrático en el que los usuarios se ven perjudicados también. Muchos de ellos ni siquiera ya inician los reclamos".

Para tener un grupo electrógeno hay

que invertir casi cuatro mil pesos

Un equipo básico de 6.500 watts de potencia sale alrededor de cuatro mil pesos. A eso hay que sumarle entre 500 y 600 pesos para acondicionar las instalaciones eléctricas de la vivienda. Después, debe tenerse en cuenta el valor del combustible necesario para hacerlo funcionar.

Los grupos electrógenos pueden ser de arranque manual o eléctrico, monofásicos o trifásicos. Un equipo de 6.500 watts, monofásico de arranque eléctrico, como para sostener el funcionamiento de dos acondicionadores de aire, una heladera, un freezer y algunos focos sale alrededor de cuatro mil pesos.

La inversión no termina allí, ya que se deben acondicionar las instalaciones de una vivienda para que, una vez que se corta la luz, entre a funcionar el grupo electrógeno y, cuando se restablece el servicio pueda cesar el funcionamiento del grupo y retomar el de la red de energía.

Esto saldría alrededor de 500 pesos a 600 pesos y después, al tener ya instalado el equipo, se debe tener en cuenta el gasto en combustible necesario para hacer funcionar el grupo electrógeno.

De nuevo, empieza a ver demanda de grupos electrógenos, elevadores y estabilizadores de tensión.

Con altibajos de tensión los

electrodomésticos están al límite

Las subas de tensión afectan fundamentalmente los equipos de refrigeración, las bajas los motores de agua. Cambiar el motor de la heladera sale unos 600 pesos y reparar un acondicionador de aire de hasta 3000 frigorías unos 750 pesos.

Los altibajos de tensión fuerzan el funcionamiento de los electrodomésticos.

Las subas bruscas afectan fundamentalmente los acondicionadores de aire y los bajones los motores de agua. En estos últimos casos son tantos los casos de motores quemados por esta causa, que hay casas comerciales que ya venden motores sin garantía.

Cambiar el motor de una heladera con freezer sale unos 600 pesos, con mano de obra incluida, en tanto que reparar un acondicionador de aire de hasta 3.000 frigorías, cuesta entre 700 y 750 pesos.

Comentá la nota