Varias comunas convierten a los baldíos en paseos

Los municipios intentan brindar más seguridad y dotar de lugares de distensión a los vecinos.
Las comunas plantean convertir aquellos baldíos que no pertenecen a privados y colocar en su lugar espacios verdes para contribuir a la seguridad, la limpieza y la distensión de los vecinos que viven en los alrededores.

De esta manera, municipios como los de Luján de Cuyo o Godoy Cruz plantean reconvertir estos espacios que suelen tener malezas y basura para que los vecinos de la zona puedan disfrutar de ellos y ofrecerles una alternativa más a las plazas, parques y paseos existentes en cada departamento.

En diálogo con Ciudadano, Salvador Campos, director de Servicios Públicos de Luján de Cuyo destacó: "Estamos recuperando los espacios públicos y haciendo paseos o espacios verdes con el objetivo de que los transeúntes no sólo puedan deleitar su vista, sino también evitar la delincuencia".

Mientras que en Godoy Cruz, también llevan adelante estas tareas realizando un desmalezamiento permanente a cargo de operarios de la Dirección de Higiene Urbana. Con respecto a aquellos baldíos pertenecientes a privados que no están debidamente cercados, en las comunas informaron que se emplazará al propietario para que realice la limpieza correspondiente y cierre el perímetro de la propiedad.

Terrenos con aire puro

Además de generar nuevos espacios para los vecinos, las comunas realizan tareas de mantenimiento en paseos, plazas o parques. Con la llegada del verano los mendocinos optan en forma periódica por visitar estos lugares para respirar aire puro y alejarse del agobiante calor. Sin embargo, hay ocasiones en las que los visitantes no pueden disfrutar del paseo debido a actos vandálicos que consisten tanto en la rotura de luminarias, como de bancos y juegos.

Con el objetivo de evitar estos hechos, en las comunas implementan medidas para potenciar las luminarias, así como también reforzar los materiales con los que se realizan bancos, juegos y hasta cercar espacios como es el caso del parque Britos en Godoy Cruz, debido a los constantes incendios ocasionados por malhechores.

Según explicó Alejandra Estrella, jefa del Departamento General de Plazas, Parques y Paseos Públicos de Maipú, "a pesar de intentar utilizar materiales más blandos, como telas de cinta transportadora reforzadas en los juegos para que los chicos no se lastimen, a veces tenemos que volver a recurrir a los columpios de metal o madera para evitar accidentes porque los cortan".

Con respecto a los bancos, en los municipios optaron por materiales como hormigón o metales y evitan la pintoresca madera. De esta manera, no sólo quieren prevenir nuevos actos, sino que dichos asientos son realizados en los talleres comunales, logrando así disminuir los costos.

Comentá la nota