Vanoli anticipa que se viene una CNV con controles más duros

El funcionario adelantó que va a convocar a las instituciones del mercado para generar acciones que impulsen la operatoria y diseñar un plan de educación financiera
El nuevo presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Alejandro Vanoli, ratificado recientemente por el Gobierno, consideró el endurecimiento de los controles sobre el mercado de capitales local como uno de los principales ejes de lo que será la corta gestión de seis meses que le queda por delante.

En diálogo con El Cronista, Vanoli señaló que "uno de los ejes de mi gestión tiene que ver con el tema de velar por la transparencia y la fiscalización de los mercados". Y que "la clave será vigilar y ser ‘muy, muy estricto’ con el cumplimiento de las normas societarias, cambiarias e impositivas para quede claro que los mercados de capitales sirvan para financiar a la economía real y no para vulnerar las leyes".

El flamante directivo, que estuvo encargado de cerrar el seminario de Mercado de Capitales y Derivados en el marco de la celebración del Centenario de Rofex en Rosario, en la provincia de Santa Fe, aseguró que "en la era Hecker (en referencia a su predecesor) se tomaron muchas medidas al respecto que vamos a seguir profundizando, pero tenemos que tratar de mejorar la calidad en la fiscalización".

Planes en marcha

En esta línea, adelantó que ya se está trabajando en tres iniciativas concretas que sacará su organismo en los próximos meses, y que apuntan a facilitar el acceso los individuos al mercado de capitales. "Quiero convocar a todas las instituciones para en dos o tres meses tratar de impulsar tres medidas específicas para acercar a la gente al mercado porque hay muchas desconfianza e ignorancia", agregó.

Según Vanoli, uno de los proyectos estará vinculado a la educación financiera. "Estamos evaluando una campaña de educación financiera muy intensa junto con todas las instituciones financieras para generar iniciativas conjuntas para acercar al público, pero para eso son muy importantes los controles".

En ese sentido, remarcó que también la clave pasa por acercar a las pequeñas y medianas empresas a la Bolsa. Y anticipó que ya tienen en carpeta y bajo estudio del Gobierno nacional, extender los plazos de los cheques de pago diferido hasta los dos y tres años -hoy en día la operatoria sólo se negocia a un año- que apunta a abaratar los costos de financiamiento para este tipo de empresas.

Vanoli reconoció además que antes del 1 de enero se definirán alternativas para dar mayor seguridad a la operatoria de fideicomisos, afectados por medidas impositivas.

El directivo también defendió los últimos pasos dados por el titular del Ministerio de Economía, Amado Boudou, en términos de deuda.

"Soy muy optimista con la agenda económica y financiera que se ha tomado últimamente, como la decisión de recomprar los Boden, impulsar la propuesta con los holdouts, porque crean las condiciones de una oportunidad para generar un desarrollo económico", enfatizó.

Comentá la nota