“Vamos a terminar con las operaciones de cataratas”.

El PAMI de San Juan está abocado a terminar, no más allá de febrero, con todas las operaciones de cataratas que estaban pedidas y que quedaron pendientes “porque queremos dejar la demanda en cero”, dijo su delegado en la provincia. Además, esperan la adjudicación de una licitación para cambiarse de local.
Jorge Clavel, que es el delegado del PAMI en San Juan, reconoció que “estamos desde el mes de noviembre sin fecha de terminación, pero la idea es terminar lo antes posible con todos los pacientes de la obra social PAMI que requieran de alguna cirugía de catarata de uno o ambos ojos, tratando de llevar la demanda de este tipo de operaciones a cero”.

Para el funcionario “es de gran importancia abarcar absolutamente todo el 100% de nuestros pacientes que presenten este tipo de patología, porque para los ancianos la vista es algo fundamental”.

Por eso dijo que “lo estamos implementando en el servicio de oftalmología del Sanatorio Brown de lunes a viernes de 9.00 a 18.00”, aunque confesó que “esto coexiste con la atención médica de la especialidad oftalmología en este lugar con el otorgamiento de anteojos para el que no requiera cirugía y tiene otro tipo de patología que requiere la provisión de anteojos, la misma se hace en forma gratuita”.

Dijo que “además simultáneamente los oftalmólogos están visitando los departamentos alejados, tratando no sólo los pacientes nuestros del PAMI que tienen problemas de cataratas sino otro problema para su tratamiento precoz y adecuado”.

Calculó que “desde el mes de noviembre en que empezó el operativo, llevamos alrededor de 300 cirugías y tenemos programado entre el mes de enero y febrero, hacer alrededor de 550 a 600 cirugías”, aunque agregó que “PAMI no tiene fecha calendario de finalización sino la fecha la va a dar el último paciente que requiera este tipo de práctica”.

Por otro lado, Clavel dijo que “desde este mes hemos lanzado el 5 en los departamentos de Jáchal, Valle Fértil, Calingasta, San Martín, Angaco y Caucete, un rastrillaje casa por casa detectando aquellos pacientes con algún tipo de cirugía diagnosticada y prescripta por el médico para hacerlos operar de forma inmediata”.

“El objetivo es lograr la demanda cero y facilitarles para su calidad de vida, que no exista ningún paciente esperando como otrora ocurría para pedir un turno”, dijo para agregar que “queremos eliminar la espera y estamos trabajando con los prestadores para que si hay alguien que esté esperando alguna cirugía, como las abdominales o de otro tipo, tenga atención inmediata”.

Ante una consulta, Clavel dijo que la atención de los jubilados en el Sanatorio Guillermo Brown “es aceptable porque existe un cumplimiento de todas las pautas contractuales que han firmado con PAMI” y que “por ahí fallamos nosotros porque nos atrasamos unos días en la provisión de prótesis, pero no ellos, en cuanto al otorgamiento y la planificación de las prácticas e internaciones que llevan día a día”.

Además, dijo: “Nosotros, en el mismo lugar del Sanatorio Brown tenemos un brazo comunicante nuestro, que está atento a recorrer cada una de las habitaciones diariamente mañana y tarde, porque con la incorporación de las nuevas personas provenientes de las AFJP, eso nos ha permitido extender el horario de atención y dentro del sanatorio tenemos una presencia desde las 7.00 hasta las 21.00 solucionando el problema que pueda tener alguno de los afiliados”.

Entorno a la incorporación de los nuevos empleados provenientes de las AFJP, Clavel dijo que “han sido 43 personas que entraron y que creemos que nos van a servir muchísimo para profundizar los cambios de la cultura organizacional de PAMI, en cuanto a modelos de atención para la gente y la contención que queremos dar”.

Estimó que “es gente que viene previamente capacitada y acostumbrada a trabajar no sólo en atención al público, sino la captación de permanencia del cliente en sus empresas, por lo que es un valor agregado que traen estas personas a lo que lo estamos utilizando y somos optimistas. Porque les estamos dando capacitación sobre el PAMI y creemos que esto redundara en beneficio de atención, no sólo para nuestros afiliados, sino también en los mecanismos de control que tenemos sobre nuestros prestadores”.

Finalmente y ante una consulta, Clavel dijo que “estamos trabajando para adecuar nuestra infraestructura, que es una necesidad que surge naturalmente”, por lo que “las autoridades del nivel central desde fin del año 2008, tienen en sus manos el resultado de un llamado a licitación para la adquisición de un nuevo local que deben resolver”.

Explicó también que “necesitamos más espacio en la Capital de San Juan y en varios departamentos, no sólo por la cantidad de empleados que tenemos a la fecha, sino porque estamos llegando a los 60 mil afiliados con las nuevas jubilaciones e incorporaciones que tuvo el padrón. Por lo que nos resulta muy chico el lugar en la Capital y en algunas de las agencias como en Rawson, Jáchal y Caucete, donde el espacio es reducido para la atención adecuada y para nuestro personal”.

Además, manifestó que hubo una gran cantidad de oferentes en la provincia y que todo esto está en evaluación de las autoridades superiores que toman la determinación final.

Comentá la nota