"No vamos a permitir el desprecio de nadie"/Por Adriana Gutiérrez*

Viedma.- (APP) Muchas opiniones ha generado el Presidente del Partido Justicialista de Río Negro, Dr. Carlos Soria, en su paso por nuestra ciudad. Como es su costumbre, hizo uso de todo su repertorio descalificante, de su carga negativa, contra una ciudad y su gente.

Viedma, capital histórica de la Patagonia, que ha visto pasar muchos políticos y funcionarios, vertiendo algunos de ellos diversas opiniones sobre nuestra gente, muchas veces criticas, pero no descalificantes. Una ciudad con historia, una ciudad con futuro, una ciudad que cualquier referente político, mas si se trata del presidente de un partido, de un precandidato a gobernador, debería conocer, debería hurgar en su historia, en la idiosincrasia de sus habitantes, pero sobre todo debería respetar. Los viedmenses, orgullosos de nuestra ciudad, ya seamos nativos o por opción, vamos a defender nuestra capital y nuestra gente, no por ser contestatarios con todo aquel que nos critique. Porque la critica si es constructiva, es bienvenida. Pero no vamos a permitir el desprecio de nadie. El Dr. Carlos Soria esta encaprichado en atacarnos, nosotros estamos encaprichados en construir una ciudad administrativa de excelencia, si administrativa, de la que no nos avergonzamos, a la que apostamos.

Estamos encaprichados en desarrollarnos como un polo turístico e industrial, al lado de río y con cercanía al mar. Deseamos que el país y el mundo conozca nuestras bellezas naturales y que nuestro futuro se desarrolle sobre los pilares de esta fabrica sin chimeneas que es el turismo.

Los viedmenses estamos encaprichados en fortalecer el desarrollo del Valle Inferior, apostar al acueducto ganadero turístico, hacer que el camino de la costa sea una realidad.

Trabajamos diariamente para construir una Viedma mejor, una Viedma que sin dudas contribuye y contribuirá al desarrollo de nuestra provincia.

Nuestro objetivo en construir, construir sobre la base de los acuerdos y de los disensos, construir con radicales, con peronistas, con todos aquellos que piensan diferente, porque nuestro propósito es hacer de nuestra querida Viedma un paraíso para vivir.

Algunos pensaran que es una utopía, puede ser, pero nunca un sueño con las dimensiones de este puede ser negado. Los viedmenses nos atrevemos a soñar, porque nos permitimos unir a gente que piensa diferente, nunca con gente que hace de la critica una descalificación, nunca con el que destruye. En esa construcción no hay lugar para los que atacan a Viedma. (APP)

Comentá la nota