"Vamos a negociar salarios por semestre"

Están a punto de comenzar las conversaciones con los maestros, y el ministro es optimista / En ellas, se define el principal servicio que presta el Estado.
La Casa de Gobierno de Córdoba parece deshabitada en enero. No hay casi nadie a las cinco de la tarde. En medio del calor y la soledad, el ministro de Educación, Walter Grahovac, enciende el aire acondicionado de su despacho y empieza a defender su gestión y la del Gobierno provincial que encabeza Juan Schiaretti.

Confía en alcanzar un acuerdo con la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) para evitar un clásico: los conflictos en el inicio de las clases, que este año, en la primaria, será el 1º de marzo. Plantea que en 2010 una de las prioridades será la construcción de aulas ("más que escuelas, hacen falta aulas", remarca) y asegura que hay presupuesto suficiente para esas prioridades, sea cual fuere la relación entre la Provincia y la Nación.

–¿Existen posibilidades de que no se inicien las clases por conflictos salariales con los docentes?

–Como siempre, privilegiamos la discusión y el diálogo. La voluntad de la Provincia es mejorar el salario docente. En estos años, siempre hubo algún punto de diferencia en favor de los docentes. Esperemos plasmar una mejora salarial que permita iniciar bien las clases. Aún no tenemos un porcentaje para discutir y tenemos que ver cómo viene la economía provincial. Creemos que la situación será mejor que la de 2009. Este punto es muy importante. Tenemos que entender que la interrupción permanente de las clases perjudica a los sectores más vulnerables, que no tienen más opción que ir a la escuela pública.

–Los docentes quieren un acuerdo por semestre, no por todo el año.

–Estamos de acuerdo. Creemos que hay que tener una visión de los primeros meses y luego tener mecanismos de reajuste para el segundo tramo del año. El gremio tiene personas inteligentes, que saben que en educación no se puede tener una mirada cortoplacista, que es mejor tener una perspectiva de largo alcance. Una negociación en dos tramos, por semestres, va a permitir ir siguiendo el ritmo de la economía y facilitará el mecanismo de negociación.

–¿La relación con la UEPC es buena?

–Sí, sí. En enero conversamos temas de índole laboral y continuaremos en febrero. Queremos crear más salas de jardín de tres años. Teníamos 13 cuando asumió esta gestión, ya tenemos 113 y en 2010 serán 213, en las zonas más vulnerables, para adelantar los procesos de estimulación y quebrar la elevada repetición en el primer grado.

–¿Por qué aumentan de 183 a 191 los días de clase en la primaria?

–Porque hacen falta más días de clase. En Argentina sólo tenemos 180 días de clase, que no siempre se cumplen. En otros países emergentes, los chicos tienen entre 180 y 220 días de clase, pero además con seis o siete horas de clase por día. Por eso se aumentan los días de clase. Además, si los chicos no adquieren los bienes culturales, el conocimiento y la socialización en la escuela, muchos no tienen otra oportunidad.

–¿Van a llegar las escuelas reparadas a tiempo?

–No tenemos emergencias, aunque por supuesto pueden surgir. Gracias a que en 2008 y 2009 se repararon escuelas, hoy estamos bien y no creo que tengamos dificultades. Este año también hay un fondo que va directamente a adquirir nuevas tecnologías: en 2010 completaremos la compra de 24 mil computadoras para completar los gabinetes de informática de las escuelas primarias y secundarias.

–Se necesita cantidad y calidad.

–Este año vamos a avanzar en la extensión de jornada del segundo ciclo (cuarto, quinto y sexto grado), en 200 escuelas en situación de vulnerabilidad, que pasarán de cuatro a seis horas de clase por día. Debemos lograr que todo chico tenga en cuarto, quinto y sexto grado, seis horas de clase para que llegue mejor al secundario. Estamos convencidos de que las 969 escuelas primarias urbanas de Córdoba tienen que tener, en un lapso de pocos años, jornada extendida por lo menos todo el segundo ciclo. La educación requiere consensos y políticas de Estado. Todo niño cordobés debe tener en cuarto, quinto y sexto grado seis horas de clase para fortalecer el paso a la secundaria.

–¿Hace falta mejorar la legislación educativa de la provincia?

–Cuando las condiciones se den, debemos sancionar una nueva ley de educación en Córdoba, que nos ponga en línea con las leyes nacionales. A esto lo trabajamos con otros sectores. Las leyes en sí mismas no cambian la realidad, pero si la normativa es aceptada por todos, tiene la virtud de convertirse en política educativa y trasciende los gobiernos.

Trayectoria

Edad: 52 años.

Profesión: profesor de Educación Física.

UEPC: durante 14 años fue secretario General del gremio de los maestros.

Comentá la nota