"No vamos a negociar ningún tipo de despido"

"Estamos cansados del mismo discurso", expresaron los representantes gremiales ante la reticencia de los empresarios de Innovatech por brindar precisiones acerca del estado de la negociación que incluiría el despido del 80% del personal
“De ahora en más, en el único lugar que conversaremos será en ámbitos oficiales locales o provinciales. Estamos cansados del mismo discurso por parte de los empresarios de Innovatech”, enfatizaron ayer los sindicalistas Daniel Pesci, Martín Páez y Fernando Rosso.

La falta de información concreta sobre el estado de las negociaciones que se siguen por la venta de la ex planta de Nestlé ubicada sobre avenida Carranza, ahora regenteada por la firma Innovatech, además de despertar preocupación en los gremialistas los motiva a endurecer su posición.

Según pudo conocer este medio, la empresa que se haría cargo de la planta láctea villanovense, estaría dispuesta a tomar a tan sólo el 20% del personal, por lo cual quedarían en la calle más de 60 personas.

“Para nosotros la gente no es negociable. Queremos resguardar, como sea, la fuente laboral y los puestos de trabajo”, remarcaron los integrantes del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).

“No vamos a negociar ningún tipo de despido. Ni uno, ni veinte... ninguno”, recalcaron los representantes de los trabajadores.

“El negocio de ellos que los sigan como quieran, a nosotros nos importa la gente que trabaja en la planta y sus familias”, también dijeron las voces consultadas por EL DIARIO.

En virtud de la delicada situación por la que atraviesan, los sindicalistas no descartaron abordar distintas medidas tendientes a encontrar respuestas y una salida conveniente para sus representados.

“No queremos entorpecer la negociación, pero sí pretendemos que los que tienen que dar la cara y dar explicaciones de lo que va a pasar lo hagan. Hace dos meses que nos tienen en el mismo punto”, indicaron.

“Con estas actitudes nos queda claro que no quieren dar explicaciones y que Innovatech los está encubriendo. Así no vamos a consensuar ningún tipo de negociación, ninguna que deje en la calle a los trabajadores”, puntualizaron.

Compradores rosarinos

A pesar del recelo por mantener en reserva los nombres de los oferentes por parate de los actuales administradores de la ex Nestlé, se pudo saber el nombre de los futuros compradores de la industria láctea.

Según trascendió, la mejor oferta por la planta sería de la empresa “La Sibila” de Rosario. Vale remarcar que los empresarios rosarinos ya hicieron negocios con Nestlé.

Esta fábrica, cerrada en el año 2000, fue comprada a la firma suiza en noviembre de 2002 por la familia Boglione. Con el correr de los años, “La Sibila” se duplicó, tanto en infraestructura y tecnología como en producción láctea.

La empresa dio un fuerte impulso a la región, tanto por el aumento de empleo como por el movimiento de camiones y el incentivo para los tambos y los campos de la zona.

Llama la atención entonces que en virtud de estos antecedentes, los capitalistas renieguen de los importantes recursos humanos que existen en Villa Nueva.

Comentá la nota