«No vamos a levantar el amparo»

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Chubut, Martín Zacchino, sostuvo ayer que a pesar del aumento salarial autorizado por la Legislatura al Poder Judicial, la entidad que preside no retirará el amparo presentado contra la Provincia, tal como esperaban los diputados oficialistas que fundamentaron el proyecto
Según Zacchino, el aumento «cambia el escenario, pero no la situación de los amparos, porque la acción de amparo que se interpuso en el mes de septiembre no se relaciona directamente con un reclamo salarial, sino más profundamente con un concepto general de intangibilidad de remuneraciones de los jueces».

Explicó además que esta intangibilidad «se relaciona a su vez con la independencia del Poder Judicial, esto por mandato constitucional.

Y precisamente por eso es un amparo, porque protege de derechos constitucionales».

Si bien el fiscal de Esquel dijo que el aumento otorgado «está visto desde el sector como un signo positivo», y que «viene a aplacar un poco todas estas situaciones», aclaró que «no necesariamente resuelve la situación planteada originalmente en la acción de amparo».

Afirmó que «lo vemos como un paso adelante, como un primer escalón en un acomodamiento institucional para a sentarnos a seguir negociando, no sólo con el poder político, sino también con el gremio de los empleados del Poder Judicial, para entre todos arribar a una solución aun mayor a un problema que aún subsiste, y que todavía tenemos que ir resolviendo».

NEGOCIACION

Zacchino dijo además que desde la asociación que integra, «nunca nos hemos negado a sentarnos a negociar en ninguna situación.

Todo lo contrario, está hasta documentado que nos hemos sentado en las mismas mesas que el Superior Tribunal, que el gremio de trabajadores, y que el propio Poder Ejecutivo, y también de la propia Legislatura».

Agregó por otro lado que la asociación, «como un ente gremial, nuclea a un gran número de afiliados, y esta no es únicamente una definición de la comisión directiva o de su presidente, sino que a fin de año tendremos la asamblea general ordinaria, donde en el pleno se van a evaluar las distintas posibilidades.

Y también dejó en claro que «nuestro amparo está comandado fundamentalmente por nuestros asesores legales.

Esto no depende únicamente de la voluntad política de nuestra asociación, sino también que acá hay ribetes jurisdiccionales que tenemos que tener en cuenta».

Por último, concluyó diciendo que «no nos cerramos en absoluto a la negociación, pero lo que se ha reclamado en aquella acción de amparo dista sobremanera, no solo en lo conceptual sino en lo numeral, con el bienvenido aumento. Creo que tenemos todavía un largo camino para sentarnos, conversar, entendernos e ir solucionando los problemas».

Comentá la nota