"Nos vamos a encargar de que sea por seis meses o un año más"

Amado dijo que habló con Alperovich y comprometió la prórroga del programa nacional.
Frente a los integrantes de tres cooperativas de Yerba Buena, conformadas en el marco del programa "Argentina Trabaja", el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, ensayó un discurso que comenzó casi como una arenga futbolística. Pero el mensaje terminó con un compromiso que entusiasmó a los beneficiarios.

"Hoy, la pelota está del lado de ustedes; tienen que hacer los goles muchachos, tienen que ganar, adentro y afuera. Hoy me comuniqué con (José) Alperovich y me pidió que consolidemos el trabajo, que es de ustedes. Sepan cuidarlo y nosotros nos vamos a encargar de que sea por seis meses o por un año más: por todo lo que sea posible. Este es un apoyo muy fuerte para este programa que se está iniciando. Hay que demostrar que esto está hecho para el trabajo y para llevar un dinero a sus familias", manifestó el parlamentario oficialista, interinamente a cargo del Poder Ejecutivo.

Luego, en diálogo con la prensa, lo secundaría en la promesa la ministra de Desarrollo Social de la provincia, Beatriz Mirkin. "Es un deseo del gobernador y el nuestro, el de los que componemos el equipo de trabajo, de que podamos tener este proyecto por seis meses y por otros seis meses más", afirmó.

En primera persona

Víctor Zelaya, secretario de la cooperativa "Ampliación Villa Nueva", celebró el anuncio de la prórroga del programa, así como el hecho de que estaban recibiendo cascos, antiparras y guantes, además de herramientas de trabajo. "Vamos a trabajar en la construcción de módulos habitacionales. Esto es una salida para la gente que no tiene un trabajo y que había perdido las esperanzas de conseguir uno, se emocionó.

En la cooperativa "San José Unidos", Cinthia Méndez explicó que trabajará en la limpieza de los barrios San Nicolás I, II, III y IV. Y les dio las gracias al gobernador y al intendente, Daniel Toledo, por el beneficio. "Soy madre soltera y esto me ayuda para comprar las cosas para mi bebé: se llama Braian y tiene 11 meses", relató.

"Agradezco la oportunidad de llevar un pedazo de pan a la mesa. Sobre todo, porque nos lo estamos ganando", dijo María de los Angeles, de 29 años. "Mi trabajo consiste en el cuidado de plazas, en tareas de prevención del dengue y en el cuidado de alimentos. Ignoraba todo esto antes de las capacitaciones", relató, contenta.

Le contagiaba optimismo a Rodrigo, que tiene 22 años, esposa y un hijo, y limpiará escuelas y construirá módulos habitacionales y desagües. "No veía la hora de empezar a trabajar", añadió Jorge, de la cooperativa "La Tranquila". "En la capacitación nos enseñaron que no le tenemos que dar nada a nadie. El trabajo dignifica a la familia y, por eso, hay que cuidarlo y poner todo de uno", convocó.

"No tenemos ningún ingreso: soy changarín y mi señora trabaja en casas de familia", se sinceró Marcelo Díaz, quien reveló que tiene 43 años, esposa y tres hijos. "Nunca tuve trabajo seguro. Es más: este es el primer trabajo que me ofrecen", confesó.

Comentá la nota