''Le vamos a demostrar a todos al servicio de qué intereses debe estar la política''

El futuro presidente del Partido Justicialista local, Ricardo Lissalde, expresó que dado a que ellos están acostumbrados a "hablar de frente", consideran que el comunicado es un anónimo, ya que el mismo no tiene ninguna firma. Asimismo aseguró que el peronismo es más que el liderazgo del “matrimonio presidencial”, y que ellos trabajarán para tener un partido democrático participativo, con decisiones horizontales.
Lissalde manifestó que el comunicado mediante el cual daban a conocer que la lista encabeza por Abarca no se presentaría a las elecciones, fue bien recibido por quienes integran la lista de Alternativa Peronista, pero que sin embargo el mismo no está firmado, y sería bueno que lo firmaran y lo hicieran público para que ellos lo contestaran.

Asimismo aseguró que sería interesante que el comunicado sea firmado por cada uno de los que piensan de esa manera, ya que él conoce a integrantes de la lista que encabezaba Abarca que no piensan de la misma forma que lo expresa el comunicado. Además afirmó que ellos están acostumbrados a "hablar de frente, por lo que consideramos que ese comunicado es un anónimo".

Según aseguró Lissalde, a él le hubiese gustado que la lista encabezada por Abarca se presentara a las elecciones, y que los integrantes de la misma le expresaran a la gente lo que piensan y cómo lo sostienen, y que para ellos hay una sola forma de hacer política, que es de mano a mano y de cara a los ciudadanos.

Sin embargo aclaró que las elecciones se realizarán de todas formas y que las mismas se llevarán delante de 8 a 18 horas en la Escuela Nº 1, y en las localidades del interior con el objetivo de convalidar la lista, siendo esto algo que también se realizará en aquellos distritos en los que desde un primer momento había una lista única.

Por otra parte, indicó que si bien Kirchner es el presidente del partido, para esto no hubo elecciones sino que fue elegido de manera indirecta, y que además Abarca es congresal nacional y será consejero provincial sin haber sido elegido para que represente a los saladillenses. Debido a esto indicó que está en contra de esta forma de hacer política, que siempre se negaron a ser elegidos a dedo, y que ellos no le temen al hecho de consultar a la gente, siendo esto lo que les dará legitimidad.

Lissalde sostuvo que ellos van a realizar una política horizontal, democrática y participativa, y le van a demostrar a todos al servicio de qué intereses debe estar la política, sin importar quién sea el candidato, pero sí la doctrina, idea e ideología que éste tenga. Además agregó que ellos no serán “ni cómplices por omisión ni partícipes por acción” de este tipo de prácticas políticas.

El senador indicó que la lista que encabeza es la única en la provincia que no lleva el lema oficial “Kirchner conducción”, ya que consideran que el peronismo es más que el liderazgo del “matrimonio presidencial”. Además expresó que están orgullos de ir sólo con la boleta local, y que ellos no son cómplices de ningún acuerdo de dirigentes ni otra cosa ajena a la voluntad de los afiliados del peronismo.

Lissalde indicó que ya están en contacto con los afiliados y los vecinos, realizando reuniones en los barrios, y que comenzarán a trabajar para tener un partido de cara a la sociedad en el que opinen sobre temas de importancia local, provincial y nacional. A su vez aseguró que se iniciará un proceso de capacitación de dirigentes, que realizarán una campaña de reafiliación, actualizarán el padrón, tratarán de tener presencia barrial y en el interior y se reencontrarán con los afiliados que hace mucho que están abandonados.

Al mismo tiempo sostuvo que harán un partido democrático, participativo, con decisiones horizontales, las cuales se consultarán, y todos los afiliados serán escuchados, dejando de ser un partido sectario que atiende a un grupo que responde al grupo que circunstancialmente tiene el poder.

Además indicó que espera que se cumpla eso de que el que gana conduce y el que pierde acompaña, ya que según el comunicado, al parecer se estarían preparando para “armar rancho aparte”, e indagó “a ver si tiene las agallas suficientes de respetar los distintos liderazgos y acompañar lo que decida la mayoría”. Finalmente manifestó que en las elecciones legislativas del 2009 se verá si están dispuestos a perder sus privilegios para respetar la voluntad de los afiliados.

Comentá la nota