"No vamos a dejar de ir a ningún pueblo del interior"

En su paso por la ciudad, el gobernador Daniel Scioli volvió a mostrar su rechazo a las agresiones durante la campaña electoral. Adelantó que al proyecto oficial le irá bien en junio porque "la fuerza de los hechos es contundente".

"No vamos a dejar de ir a ningún pueblo del interior por más pequeño que sea, por más que muchas veces haya algunos pequeños grupos que quieran entorpecer", dijo ayer el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, en relación al incidente sufrido en Lobería días atrás.

Inmerso ya en un proceso proselitista inevitable, Scioli hizo estas declaraciones a su arribo a la ciudad para participar del lanzamiento de la Expopesca y de otros compromisos de agenda.

También el ahora candidato a diputado provincial insistió en presagiar un resultado favorable durante las elecciones legislativos del 28 de junio porque "la fuerza de los hechos es contundente".

En el diálogo con la prensa local también analizó el acuerdo cerrado semanas atrás con el intendente Gustavo Pulti y su consecuencia en las urnas.

-¿Cómo cree que se comportará el electorado en Mar del Plata en relación a la propuesta oficial que incluye su candidatura a diputado?

-Con confianza en que se pondrá en valor todo este trabajo que estamos haciendo en conjunto municipio, provincia y Nación. En especial este gran acuerdo por Mar del Plata para solucionar viejos problemas estructurales, de infraestructura escolar, de salud. Creo que las obras están a la vista en cuanto al esfuerzo que estamos haciendo para apoyar a esta ciudad que es un sentimiento para todos los argentinos. Yo les pido a los marplatenses que perseveremos en este camino y que sigamos articulando la gestión con legisladores provinciales y nacionales. Tratamos de convertir la ciudad en el epicentro de grandes eventos para movilizar al comercio de la ciudad, pero también, con estos aportes que hacemos la Nación y la Provincia estamos haciendo un trabajo muy profundo en los barrios de la ciudad.

-¿Cómo sobrelleva estos vaivenes de la campaña electoral?

-Los sobrellevo tranquilo, con mucha fuerza y más ganas de trabajar que nunca. En especial es así por el gran acompañamiento que hay en cualquier rincón de la provincia. La fuerza de los hechos es tan contundente que de eso se trata para nosotros gestionar.

-¿Advierte que es una campaña diferente a las anteriores? ¿Qué hay más virulencia?

-Cada campaña tiene sus alternativas, pero yo no soy quejoso. Hay que llevarle tranquilidad a la gente, previsibilidad y confianza. Las cosas van a andar muy bien. Para los que quieren sembrar miedo, yo siempre tengo un mensaje de fe, positivo, constructivo de cara al futuro. Así me van a encontrar haciendo todo lo que esté a mi alcance para servir a la provincia y al país. Cuando vemos lo que está pasando en el mundo y cómo Argentina viene sobrellevando este contexto de esta manera, es porque evidentemente se vienen haciendo las cosas bien, fortaleciendo los sectores productivos, la economía real, protegiendo el empleo, cuidando a nuestros queridos jubilados, invirtiendo en educación, luchando contra la droga. Ese es el camino y por eso tenemos confianza en tener un respaldo y un acompañamiento el próximo 28.

-¿Puede analizar hoy con más tranquilidad lo ocurrido en Lobería?

-Miremos para adelante... Las mismas personas que han llevado adelante esta agresión han reconocido el error, han pedido disculpas y como yo lo he expresado, no vamos a dejar de ir a ningún pueblo del interior por más pequeño que sea, por más que muchas veces haya algunos pequeños grupos que quieran entorpecer la llegada de nuestras áreas de gobiernos, con pedidos que hace la comunidad. En el caso de Lobería, por ejemplo, era un esfuerzo para invertir en maquinarias vial.

-¿Qué fue lo que más lo irritó de lo de Lobería?

-Me parece que las maneras en la convivencia democrática tienen que ser otras. Nos tenemos que respetar todos y trabajar. No con ese tipo de comportamientos que no le hacen nada bien a los reclamos que pueda hacer el campo, que como todo sector plantea su reclamo. Nosotros queremos cumplir con las expectativas de todos los sectores siempre, eso está claro.

-¿Lo llamó De Narváez? ¿Qué le dijo?

-Sí es cierto, me llamó De Narvaez por lo ocurrido en Lobería. Me expresó que rechazaba este tipo de actitudes y le dije: llamale la atención entonces a los que aparentemente quieren defenderte. Le dije que esa no era la mejor manera de defenderlo, al contrario eso no le hace bien a nadie.

-¿Como valora el repudio de las fuerzas políticas al "escrache" en Lobería?

-Me parece digno. Estoy agradecido. Me parece muy bien el comunicado de la Federación Agraria con Eduardo Buzzi. Es unánime el rechazo a este tipo de comportamiento. Esto no significa que cada uno no luche y reclame por lo que necesite, pero hacerlo de una manera civilizada es como debe ser. Es evidente que se ha puesto al descubierto que quienes buscaban este tipo de agresiones no lo hacían en el marco de una reunión de trabajo... Fue un mecanismo que se vino dando hasta ahora y que espero que no se dé más. Pido que no se ponga energía en estas cosas, porque primero eran cadenas de mail, mensajes de texto y otras impresiones. Como eso no era suficiente para frustrar nuestras visitas al interior hicieron esto. Pero las visitas eran por temas que vienen pidiendo las ciudades y yo no voy a dejarlas a su suerte. Más que nunca estoy comprometido con el interior de la provincia, que es el corazón productivo. Vamos a seguir yendo para cumplir con la gente. Como no pudieron impedir que fuéramos intentaron organizar y atemorizar al resto de la sociedad.

-¿Está encontrando una postura más dura en la gente que en los adversarios políticos?

-No, para nada. La gran mayoría de la gente quiere cuidar a la provincia, quiere cuidar a la Argentina, más allá de posicionamiento políticos. Son pequeños grupos los violentos, en Lobería eran tres personas. Las medidas policiales no fueron excesivas, ya que se toman para el resto de la sociedad también porque si algunas pocas personas que comienzan a tirar cosas ponen en riesgo a todos.

-¿Ve con mucho optimismo el resultado del 28 de junio?

-La gente confía en nuestro espacio, en la previsible, en lo que le da confianza, en contraste con lo que ve en otros lados, por lo que cada vez más veo un vuelco hacia nosotros, en especial en el interior provincial.

Comentá la nota