“Vamos a coordinar acciones con Reutemann”

Enfatizó que no le debe “nada de nada” a los Kirchner y que buscará sumar más fuerzas en el Senado: propondrá integrar una bancada ampliada con todos los peronistas disidentes
El viernes renunció al bloque kirchnerista en el Senado y el martes siguiente abandonó la vicepresidencia de la Cámara. El salteño Juan Carlos Romero rompió así todos los puentes que lo relacionaban con el oficialismo, luego de haber mantenido durante los últimos años una relación cargada de recelos con el titular del PJ y ex presidente, Néstor Kirchner. Junto a su comprovinciana Sonia Escudero, fundó ayer la bancada 8 de Octubre, que buscará integrar a un interbloque de peronistas disidentes, con el santafesino Carlos Reutemann y la bonaerense Hilda “Chiche” Duhalde. Además, en una entrevista que concedió a El Cronista, enfatizó que no le debe “nada de nada” a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y que, a diferencia de quienes ocupan una banca “por amistad o lazos de familia”, su única responsabilidad es “con el voto de la gente”.

–Tras fundar su bloque, ¿tiene previsto trabajar con el resto de los senadores del PJ disidente?

–Nosotros tenemos tres ámbitos de trabajo. Uno es en el bloque mismo, con la senadora Sonia Escudero. Otro es un interbloque salteño con el otro legislador por la provincia (el kirchnerista Juan Pérez Alsina) para trabajar juntos los temas de Salta. Y también vamos a tratar de reunirnos con los demás senadores peronistas que están fuera del Frente para la Victoria y vamos a tratar de fortalecer el interbloque federal, que ya venía trabajando, pero vamos a sumar más fuerzas. Vamos a trabajar para que la mayoría de los que tenemos identidad justicialista y algunos aliados podamos conformar una fuerza importante en la Cámara.

–¿Tuvo contactos con Reutemann en ese sentido?

–Conversamos con él y la semana próxima nos estaremos reuniendo para coordinar acciones y proponerle la incorporación de los dos senadores por Santa Fe (él y Roxana Latorre) al interbloque.

–¿Qué fue lo que lo llevó a renunciar al bloque kirchnerista?

–Para muchos de los que pensamos distinto se fue haciendo cada vez más difícil aportar o debatir algo en el bloque desde el momento de terquedad máxima, que fue persistir en aprobar la resolución 125 sabiendo que era resistida por muchos legisladores y por la opinión pública. Un tema que se podía resolver flexibilizando, acordando. El oficialismo se fue cerrando cada vez más en una actitud de que las cosas son como ellos las mandan o nada. Otro período en esa situación no era útil para nosotros.

–¿Cómo ve la situación del bloque de ahora en más?

–No sé lo que harán otros legisladores. Quienes tenemos responsabilidades en el interior, quienes no fuimos puestos por parentesco o amistad sino por el voto de la gente tenemos una responsabilidad y es muy difícil para nosotros tolerar esa actitud. Puede que haya otros senadores con otro tipo de compromisos de amistad o familiar, que no es nuestro caso. Nosotros representamos a las provincias, no a nadie particular.

–¿Lo dice por la senadora Parrilli (hermana del secretario general de la Presidencia) o por Nicolás Fernández (íntimo amigo del matrimonio Kirchner)?

–No quiero dar nombres de nadie, pero el caso nuestro no es otro compromiso que con la gente. Tanto Reutemann, como Escudero, Latorre y muchos que van a estar en el interbloque federal somos dirigentes que hemos ocupado cargos y hemos construido nuestra actividad a través de las elecciones, del apoyo ciudadano, entonces tenemos la obligación de no perder el rumbo.

–Cuando cumpla su mandato, ¿piensa postularse de nuevo a la gobernación de Salta?

–No está en mis proyectos. Yo ya cumplí una etapa muy importante, con doce años de gestión muy exitosa. La provincia tomó un rumbo de estabilidad y crecimiento que se mantiene. Así que no está en mis planes.

Comentá la nota