Vamos las bandas.

VELEZ: Emiliano Papa y Gastón Díaz se proyectan a la par cada vez que Vélez ensaya un ataque. Así, ambos destruyen el mito táctico de cuando uno sube, el otro se queda. "Gareca nos da libertades", advierten.
Emiliano Papa arrasaba. Creaba un surco por el carril izquierdo, arrastrándose consigo la humanidad de su marcador. Haciéndole sombra a la línea de cal o incursionando por la mitad de cancha... visitaba lares inhóspitos. Se proyectaba con tanta insistencia como ambición. El origen del ataque era zurdo. La transición era derecha. Ahí esperaba recibir Gastón Díaz, el otro lateral. El primer gol de Vélez en el 2-0 contra Arsenal es una radiografía del vuelo lateral, un diagnóstico que certifica que las alas le añaden puro vértigo.

Agonizaba la primera mitad y Emiliano Papa empezaba en la izquierda su enésima excursión en ataque. El juvenil Sachetto de Arsenal le neutralizó la raya y, a la vez, le liberó la diagonal. Por ahí se infiltró. Vigoroso slalom hasta la medialuna del área, descarga la pelota a la derecha, donde Díaz esperaba el paquete. Papa, sin embargo, desobedeció las leyes del fútbol y acompañó la jugada. Los conservadores no entraban en razones. Tonga desbordó por la derecha, mandó un centro que destacó el poder de ubicación de López. Gol del uruguayo. ¿Y Papa? Esperaba un hipotético rechazo en la puerta del área...

Ambición y audacia. Los dos laterales construyeron un gol a base del desborde de Papa y Díaz.

Ricardo Gareca, responsable ideológico de la proyección simultánea, ensaya una explicación: "No es lo lógico que vayan los laterales en la misma jugada, pero en la medida que haya relevos... en la medida que de pronto Razzotti o Zapata ocupen los puestos correspondientes. Si los laterales se desprendieron es por el hecho de que tenemos la necesidad de ganar y de tenemos que buscar algunas alternativas para lograrlo. Siempre y cuando haya relevos, ellos saben que tienen libertades".

Díaz y Papa, los autores materiales, hablan de concesión táctica. Díaz, reemplazante del expulstado Cubero y que probablemente siga en el equipo debido al desgarro de Maxi Moralez, tiró: "Ricardo siempre me pide pasar al ataque y soltarme como marcador de punta. Me exige mucha salida, nos da mucha libertad para que subamos. El otro día se dio que subimos los dos en una jugada rápida, en la que Papa quedó arriba. Puede ser que yo pase más al ataque que Cubero, lo único que a mí me gusta ir mucho más". Por su parte, Emiliano imitó las declaraciones de su alter ego de carril: "Nosotros tendemos a ir siempre al ataque, aunque siempre coordinados con los que nos relevan, en este caso Razzotti o el Chapa, y cuando lo hacemos tratamos de crear situaciones, que es lo más importante de nuestro juego. Ricardo nos da libertades para que subamos los dos a la vez, pero también insiste con los relevos".

En la práctica fue centro de Díaz, gol de Papa. En el partido, jugada de Papa, envío de Díaz, gol de López. ¡Vamos las bandas!

Comentá la nota