“Valorizamos el trabajo institucional de nuestra legislatura pero no estamos obligados a soportar los caprichos de nadie”, dijo Gatti

El legislador del Frente Democrático-REDES, Fabián Gatti, defendió dos proyectos de su bloque tendientes a agilizar el trabajo legislativo, pero discrepó con el tratamiento que un diario regional le dio a estas iniciativas, calificando la labor de los diputados provinciales en función del número de proyectos presentados.
“No compartimos la mirada de quienes desde la anti política creen que todos los males de la democracia están en el trabajo legislativo, ni pensamos que la cantidad de proyectos presentados garantizan solvencia en la función", afirmó.

Explicó no obstante que "ante la actitud discriminatoria y autoritaria de quienes acostumbraban pensar que podían manejar todo, entre otras cosas qué se trata y qué no en la Cámara, creemos que es posible generar herramientas institucionales que nos permitan trabajar sin obstáculos caprichosos”.

Fabián Gatti es autor, junto a Beatriz Manso y Martha Ramidán, legisladores del Frente Democrático–REDES, de dos iniciativas que pretenden agilizar el trabajo legislativo.

“No nos interesa ni de cerca constituirnos en dudadores profesionales de la rectitud del resto de nuestros pares, es un rol que le dejamos a los que piensan que la democracia funciona mejor sin deliberación y que las legislaturas son sólo un mal necesario. Sin embargo las cosas pueden mejorarse, sobre todo cuando se trata de estar sujetos la voluntad y el humor del presidente del bloque del oficialismo y su relación con los bloques opositores. El trabajo que durante todo el año legisladores de distintas expresiones políticas realizan, debe tener una ruta institucionalmente garantizada, intentando dar respuestas a las demandas y planificando en función de las necesidades de los rionegrinos”, agregó Gatti.

“Es notorio y surge de nuestra experiencia legislativa que al inicio de cada período de Sesiones Ordinarias encontramos una significativa cantidad de proyectos que han quedado sin tratamiento y caducan”, manifestaron los legisladores. Agregaron que “estamos convencidos que estos datos no se pueden ignorar (…) nos debemos alarmar en razón de que probablemente esto al tomar estado público pueda entenderse como una falta de gestión de este Poder Legislativo”.

Es significativo el dato que arroja un trabajo estadístico realizado por los autores donde se desprende que sobre un total de 207 proyectos de ley, presentados entre el 14 de abril al 30 de octubre de este año, el oficialismo, incluido el poder ejecutivo, presentó 85 iniciativas de las cuales 40 fueron tratadas en comisiones y 33 fueron aprobadas. Por la oposición, integrada por los bloques Frente Democrático, SUR, Encuentro-Frente Grande, PJ y ARI, presentaron 105 proyectos de ley, de los cuales trataron en comisión sólo 16 y fueron aprobados 4.

Avalados con el trabajo legislativo de casi un año, Gatti, Manso y Ramidán, presentaron sendas iniciativas parlamentarias con el propósito de garantizar el tratamiento de todos los proyectos ingresados a las comisiones. Señalaron que “en nuestra cámara legislativa están representadas las mayorías de las expresiones políticas e ideológicas, siendo por ello fundamental que en las distintas comisiones se discutan plenamente las ideas que ingresan, que tienen que ver precisamente con puntos de vista diferentes sobre el Estado y la Sociedad”.

Los parlamentarios instan a que en un plazo no mayor de 15 días los presidentes de las comisiones pondrán a consideración de los legisladores que integran las mismas, los proyectos que toman estado parlamentario.

En cuanto a los “pedidos de informes” o consultas sobre Proyectos de Ley, requeridos por la Legislatura según el Artículo 139 de la Constitución Provincial, deberán ser respondidos en un plazo no mayor de 30 días, contados a partir de la fecha de recepción, por parte del organismo responsable. Esta propuesta, formulada a través de un proyecto de ley, modifica el artículo primero de la Ley K N 2216.

En la resolución los parlamentarios indicaron que “esta iniciativa intenta llevar adelante un procedimiento que permita (...) el trato igualitario hacia todos los proyectos ingresados en las respectivas comisiones (…) que en el seno de la misma comisión se discuta precisamente si el proyecto debe continuar con su tratamiento o en tal caso debe tomarse la decisión de enviar al archivo por si no resulta viable” y “tratar de evitar, sin un estudio previo, archivar un proyecto que puede significar de importancia para la sociedad”. La resolución tiene por objeto una modificación al reglamento interno de la Legislatura de Río Negro.

Los autores manifestaron que “es cierto que el trabajo legislativo no se puede analizar simplemente en base a datos estadísticos, pero las estadísticas muestran una tendencia, que es necesario revertir con una forma de proceder (…) se trata de generar salvaguardas institucionales para garantizar la transparencia de las gestiones institucionales y la calidad en el trabajo que realizamos”.

Comentá la nota