Valoran el diálogo como herramienta para afrontar los efectos de la crisis

La mayoría de los representantes de los distintos actores económicos que respondieron con su participación y protagonismo al diálogo convocado por el Gobierno para intercambiar ideas acerca de la realidad de cada sector y buscar las herramientas que permitan alcanzar el objetivo fijado por Gildo Insfrán de mantener la actividad económica, sostener el empleo y afirmar la sustentabilidad empresaria y obrera.

En todos los casos, productores, empresarios, obreros, industriales, emprendedores y bancarias se identificaron con el concepto de que el diálogo es posible en una provincia que ha demostrado previsibilidad porque cada vez que debió enfrentar alguna emergencia se adelanto a las propias reacciones nacionales.

Interpretan todos que a todo ello se suma el clima de paz social que ha contribuido para que en estos años haya aumentado el número de inversores que llegaron para sumarse al proceso de transformación provincial, considerando que el escenario político continental ubica a Formosa en un lugar estratégico para avanzar con posibilidades en los negocios con distintos países del cono sur.

A los ministros les sorprendió la cantidad de gente que hubo en los tres encuentros y sobre todo el espíritu abierto y la vocación contributiva en ideas y propuestas que transmitieron públicamente, sin que ello implicase dejar de lado algunas quejas que las transmitieron responsablemente.

En otros casos, hubo quienes se limitaron a escuchar las exposiciones para llevar las particularidades del clima recreado a sus distintas organizaciones toda vez que mientras que se perfilan medidas para morigerar los efectos de la crisis tanto Inés Lotto de Vecchietti cuanto Jorge Ibáñez y Luis Basterra, los interlocutores principales de la mesa de diálogo, no descartaron la eventualidad de un mejoramiento de las condiciones económicas y financieras para este segundo semestre, una especulación que no es antojadiza ya que tiene connotación con los que se avisa desde los países centrales.

Los tres funcionarios no solamente son conocedores de la realidad de sus sectores sino que tienen perfiles conciliadores y poseen caracteres que los convierten en ideales para encarar estos encuentros que son públicos y con agenda abierta.

Algunas inquietudes quedan pendientes por razones temporales pero se ha previsto la organización de rondas sectoriales, como ha ocurrido con la dirigencia ruralista para abordar acerca del plan hídrico para la región sudeste.

Comentá la nota