El valor de las empresas locales que cotizan cayó $ 600.000 millones este año

El Merval ganó ayer 1,70% y los títulos públicos hasta 4%. El volumen sigue sin repuntar y ya se piensa en cómo arrancará 2009, que será igualmente complicado para hacer rendir al dinero
Si bien no oficialmente, el año bursátil ya se despidió para los inversores locales. La rueda de ayer, con un Merval cerrando arriba 1,69%, es anecdótica. También lo será la jornada de hoy. Es que el ánimo está por el piso después de un año extremadamente complicado para aquellos que buscaron ganar dinero con las acciones y los bonos (locales y del exterior). El índice líder está 50% abajo en lo que va del 2008, pero ése no es el dato más desalentador. Tomando la capitalización bursátil (el valor de mercado) de las empresas que conforman el Merval, se encuentra que un año se pulverizaron $ 600.000 millones. La suma de la capitalización bursátil total de las empresas que estaban en el Merval a fines de diciembre de 2007 era de $ 1,77 billones y ahora se sitúa en $ 1,17 billones, mostrando una merma del 33,6%, según datos provistos por el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC).

Si bien la cartera del Merval no es estática sino que cambia trimestralmente, es un buen punto de partida para ver cuánto valor se viene perdiendo en la plaza local. Es más, en el desagregado se ve que las empresas extranjeras son las que más valor perdieron: $ 555.000 millones, o el 34,8% contra el mismo mes del año pasado. Allí, obviamente, están las compañías que más pesan en el Merval como Petrobras Brasil y Tenaris.

En cuanto a la capitalización de las compañías domésticas, pasaron de $ 180.000 millones en diciembre de 2007 a $ 138.000 millones este mes, declinando entonces un 22,7%.

“La desvalorización fue enorme tal como ocurrió en el resto de los mercado mundiales. Por eso se habla de que las empresas están regaladas y que el valor asignado por el mercado es irrisorio en comparación con los activos que poseen e incluso sus perspectivas de negocios más allá de la crisis”, decía un operador tratando de explicar lo inexplicable (léase, el castigo que sufrieron las compañías en la Bolsa).

Como se dijo más arriba, las ruedas pre fin de año son anecdóticas (por lo menos en estos turbulentos momentos). Ayer en papeles domésticos se operaron $ 19 millones, la tercer jornada consecutiva donde se negocian menos de $ 20 millones (tomando lo ocurrido el miércoles y viernes pasado). Así y todo, la plaza local no descollaba: se deberá acostumbrar a negociar $ 50 millones por día luego del manotazo a las AFJP. “Hoy se le hace más difícil a una empresa buscar financiamiento en el mercado de capitales ante una fuerte reducción en la liquidez. No se esperan grandes cambios para los próximos meses en cuestión de volumen, que continuaría reducido”, dice un informe de Silver Cloud Advisors.

En un mercado ausente de liquidez y sin ánimos para hacer negocios (en las sociedades de bolsa dicen nadie está abriendo una cuenta), lo único que queda –esperando al 2009– es algún “marcazo” de precios en algunos papeles. Este año no hubo el tradicional rally de las fiestas pero no por eso desaparecieron los que quieren cerrar alguna operación lo más arriba posible (para bajar pérdidas). Algunos operadores señalan que los “marcadores” de precio podrían aparecer también hoy, ya que se vio algo de eso ayer en plazas como Socotherm (que subió 9,9%) mientras que las restante petroleras (Tenaris, Petrobras Brasil y PBE) tuvieron subas mucho más modestas. “Algunos Fondos Comunes tienen que rendir cuentas a sus cuotapartistas y podrían estar tratando de cebar algunos papeles para mostrar algún signo positivo a fines de año”, decía un operador de un banco privado.

Los títulos públicos repuntaron fuerte hasta 5% por compras de oportunidad y ante la idea de que la Argentina no ingresará en default el año que viene. “Los bonos recuperarán de a poco si se consolida esa idea”, dijo Leandro Verrier de Bull Market.

Comentá la nota