VALIERO ASEGURO QUE LA PROVINCIA NO PUEDE AFRONTAR LA SUBA SALARIAL DEL 15% ANUNCIADO POR LA NACION.

El ministro de Economía, Diego Valiero, aseguró que con los recursos que tiene la provincia no se podrá afrontar un incremento salarial del 15%, tal como el anunciado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Según explicó, actualmente ingresan a Entre Ríos unos 108 millones de pesos menos que lo presupuestado, 43 en recursos provinciales y 65 en recursos nacionales. También remarcó que el anuncio presidencial complicó el panorama económico provincial y en ese sentido reclamó que "se tendría que haber otorgado una posibilidad de financiamiento a las provincias para que puedan hacerlo".
Valiero aseguró que "casi todas las provincias" se encuentran en la misma situación "por los efectos de la crisis", que "los ingresos esperados no se han cumplido" y que se han registrado "menores niveles de recaudación que los niveles presupuestados".

En declaraciones al programa Aire de Todos (FM Litoral), el Ministro detalló que en Entre Ríos "a nivel de ingresos provenientes de recursos provinciales, tenemos cerca de 43 millones menos que el presupuestado" y que "a nivel de recursos nacionales, la recaudación ha sido en menos de alrededor de 65, 66 millones de pesos".

"Si bien en algunos casos ha tendido a mejorar, no estamos todavía en los niveles presupuestados", remarcó, al tiempo que apuntó que "esto significa que faltan recursos para cumplir con lo hoy presupuestado a nivel de costo de personal".

En el mismo sentido, afirmó que "ese 15% (de suba salarial) a nosotros nos sale 39 millones de pesos por mes. Entendemos que con estos recursos no podemos afrontar un incremento como el que se ha planteado".

Valiero entendió que "el Gobierno nacional otorga el aumento en el marco de que tiene una masa salarial muy pequeña y su incidencia en el presupuesto es muy baja", y además "tiene un margen de maniobra para decidir no pagar otro tipo de gastos, que no son costos fijos, o trasladarlos o directamente no hacer el gasto". Por el contrario "el margen de maniobra del Gobierno provincial es muy pequeño".

El Ministro indicó que el anuncio presidencial de una suba del 15% le complica el panorama a las provincias. "Personalmente me parece que no tendría que haberse dado de esta manera. Se tendría que haber otorgado una posibilidad de financiamiento a las provincias para que puedan hacerlo", reclamó en ese sentido.

Luego acotó que "con los números que se tienen podríamos dar el aumento y estaríamos comprometiendo la situación. No digo que al día siguiente se produzca la imposibilidad total de pagarlo, pero se daría una distorsión que al términos de dos o tres meses produciría rezagos u otro tipo de atraso. Estamos en una situación de día a día. Hoy arriesgar una posición me parece bastante complicado, hay que ser prudentes y manejarse con los datos de la realidad".

Por tanto, opinó que lo que podría hacer variar la situación sería un aporte de la Nación. Pero aclaró que "ese tipo de ingreso no puede ser una ayuda particular y especial por única vez, porque no serviría para nada. La única manera de instalar un costo fijo es que se consiga un flujo de fondos que permita pagarlo a futuro".

• Deuda flotante

Respecto a cómo se afrontan los gastos ante la caída de la recaudación, el Ministro explicó: "Lo que se está haciendo es tratar de cubrirlos financieramente en el mes siguiente. Esto es una estructura de mes a mes. Si tuviéramos que cancelar todos los compromisos en el mismo mes, sería imposible. Lo que se hace es usar herramientas financieras a través del fondo unificado, o posponer pagos o posponer compromisos de otro tipo de gastos. Con que los sueldos se paguen en el transcurso del mes siguiente, se da que se financia el gasto público con esta deuda flotante".

"Esto es lo natural porque no hay otra salida en estas circunstancias", aseveró. Si bien dijo no tener con precisión a cuánto asciende la deuda flotante, sostuvo que "básicamente está en niveles de una masa salarial". En el mismo sentido, ejemplificó: "Si hacemos un corte a un fin de mes, (esta deuda) estaría integrada por los sueldos que no se pudieron pagar, más retenciones y otros conceptos, y los proveedores". Sin embargo aseguró que se trata de un pasivo "totalmente manejable".

"El hecho de que la provincia tenga una deuda consolidada, a niveles razonables, y que sea pequeña en proporción al nivel de ingresos, permite que se pueda manejar la administración provincial", remarcó más adelante.

Tras asegurar que se están "haciendo las previsiones para abonar el aguinaldo en el mes de junio", Valiero aseguró que no ha recibido "ningún pedido formal" por parte del gobernador Sergio Urribarri para analizar la posibilidad dar un aumento salarial. "Hemos hablado y planteamos la realidad de los números. En febrero se habló de la imposibilidad material de discutir salarios con los números que teníamos en ese momento. Los números hoy están a la vista de todo el mundo, como para poder saber que esta situación es complicada", finalizó.

Comentá la nota