Validaron dos de las mesas en duda

Con absoluta normalidad comenzó en el edificio del Correo Central el escrutinio definitivo por parte de las autoridades de la Secretaría Electoral Federal. Se computaron 2 de las 18 mesas que estaban cuestionadas como válidas sin alterar la tendencia actual.
La Justicia Electoral inició ayer el escrutinio definitivo de los comicios celebrados el domingo pasado y oficializó el recuento de 2 de las 18 mesas que no habían sido informadas por el Ministerio de Interior, con las que los cómputos quedaron prácticamente igual que antes, sin modificar las diferencias entre el Frente para la Victoria y el Frente Unión por San Juan, con lo que según los resultados oficiales se mantendría el ingreso de Mauricio Ibarra como diputado nacional al Congreso.

Poco después de las 18.00 de ayer, el juez federal con competencia electoral, Miguel Gálvez; con la colaboración del secretario electoral, Rodolfo Ignacio Lirola; y la prosecretaria electoral, Marta María Prudkin, y con la presencia de los apoderados de los partidos, especialmente los representantes del Frente para la Victoria, Guillermo De Sanctis, Amanda Díaz y Gerardo Zuliani y del Frente Unión por San Juan, Ignacio Coronado.

En el primer piso del edificio del Correo Argentino se inició la verificación de las actas de escrutinio de las 310 mesas del departamento Capital y las 104 de Santa Lucía con lo que se cerró la jornada.

Antes de iniciar el escrutinio definitivo, los apoderados del Frente para la Victoria presentaron un recurso pidiendo la nulidad de varias mesas receptoras de votos, especialmente las 18 que no fueron escrutadas el domingo por la noche por el Ministerio del Interior, además "de todas las que presenten irregularidades".

El objetivo de la nulidad de las mesas es que, eventualmente, si se las considera decisivas en el escrutinio final para determinar quién ocupará la tercer banca que disputan Mauricio Ibarra y Edgardo Sancassani, se pueda convocar a elecciones complementarias, como lo marca el Código Electoral nacional.

El recuento transcurrió sin problemas hasta que llegó el momento de evaluar la mesa 77 del departamento Capital, que era una de las cuestionadas, porque en el telegrama que desde la escuela se envió al correo, los datos consignados presentaban una confusión.

En realidad, en la elaboración del Acta de Escrutinio, las autoridades de esa mesa femenina habían colocado en número total de votantes en el casillero que correspondía a los votos en blanco y por eso no había sido incluida en el escrutinio provisorio.

En el momento de evaluar la mesa, el juez junto a los secretarios y los apoderados advirtieron el error y tras corregir el lugar de la anotación la tomaron como válida, por lo que esa mesa le otorgó al Frente para la Victoria 103 votos y al Frente Unión por San Juan 31.

El trabajo de escrutinio continuó luego de un breve receso con las 104 mesas de Santa Lucía, donde estaba incluida la mesa 1.152 que tampoco había sido considerada en el escrutinio provisorio del Ministerio del Interior.

Cuando el personal del Juzgado Federal llegó a evaluar esa mesa, tras la comparación de los datos consignados en el Acta de Escrutinio con los que aparecían en el Certificado de Escrutinio que estaba dentro de la urna, el juez decidió el recuento voto por voto de la mesa, porque en los documentos se consignaban más votos que votantes.

Como en el caso de la mesa de Capital, se verificó que en realidad las autoridades de mesa anotaron mal los datos del resultado y que no había votos de más como en principio parecía por lo que también la mesa 1.152 fue considerada válida. En consecuencia, esa mesa de Santa Lucía le aportó 104 votos más a la fórmula del Frente para la Victoria y 44 votos a Mauricio Ibarra, con lo que los guarismos generales variaron muy poco y dejaron las cosas tal como estaban.

Esto es así porque sumando los datos del escrutinio provisorio con los resultados obtenidos en las dos mesas que hasta ahora no habían sido escrutadas, el total de votos positivos pasó a ser de 317.879, de los que el Frente para la Victoria llega a 178.967, es decir el 56,30 por ciento del total y Mauricio Ibarra alcanza los 60.191 sufragios que representan el 18,93 por ciento del total de positivos.

Con esos valores, aún provisorios, la diferencia entre las dos principales fuerzas políticas sigue consagrando a dos diputados del oficialismo y a Mauricio Ibarra como legislador nacional electo.

Comentá la nota