Valerio aseguró que se están arreglando las goteras en la nueva terminal

Tal como adelantáramos ayer, en los últimos días surgieron algunos inconvenientes edilicios en la nueva terminal de ómnibus. Goteras y la fisura de una pared de uno de los laterales, son los mayores problemas.
Al respecto, el secretario de Obras Públicas de la comuna, Rubén Valerio, explicó esta mañana en Frente a Cano que la goteras se arreglaron ayer. “Son mínimas si tenemos en cuenta que la estructura abarca 8000 metros cuadrados”, aclaró el funcionario.

En cuanto a la fisura, precisó que es “pequeña” y que en breve será solucionada.

En otro orden, negó que el consumo de energía eléctrica del nuevo edificio afecte a la distribución del recurso en los barrios aledaños. “No tiene nada que ver el consumo de la terminal con la de los vecinos del sector”, insistió en respuesta a las acusaciones de los habitantes del barrio Tiro Federal, que aseguraban que ese era el motivo de los cortes permanentes que padecieron en los últimos días.

Comentá la nota