Valentina necesita Agua

Tiene 2 años y vive con su madre y hermanas en San Eduardo. El agua “potable” de la red, afectó su aparato digestivo, según sostienen en la Casa Cuna y en Toxicología de La Plata, por el alto contenido de nitrato y nitritos. Sucede desde comienzos del 2009. Desde entonces su madre deambula para conseguir la asistencia de bidones de agua potable del estado y ABSA. Sin soluciones. La dramática historia de una mujer que recorrió todos los despachos y al no lograr su cometido, por la ausencia de interés de quienes deben dar respuestas, terminó en la Comisaria Pimera reflejando su dolor en una exposición civil. Valentina no tiene agua potable y aun no esta curada.
No hace falta ir hasta Tartagal y generar campañas solidarias para descubrir la pobreza estructural que crece día tras día en el conurbano bonaerense. Está a la vuelta de cualquier esquina. En un conurbano donde la crisis convive con dirigentes políticos que viven como magnates y hacen ostentación de riquezas. Este conurbano en donde los más humildes de noche se van a dormir sin un plato de comida en el estómago. Donde ya no se puede vivir del plan. Donde las tarifas sociales, al igual que la garrafa, son una tomadura de pelo. En un conurbano donde la gente pobre recibe cachetazos con los tarifazos diarios, a los que los dirigentes que mucho tienen jamás los afectará y por eso no alzan su voz.

El caso de Rosana Saucedo, es uno más de los tantos que éste diario ha presentado en sus casi 10 años de vida y que deben llegar a las fibras más íntimas de quienes deben extender una mano solidaria. Sin embargo, esta mujer ha golpeado todas las puertas y al ver que ni una sola se ha abierto, ha realizado una exposición civil para dejar plasmado su sufrimiento e impotencia.

san eduardo y

tartagal

No hace falta ir a Tartagal, solo basta con pasar por San Eduardo. Rosana es madre de 5 hijas, dos de ellas ya adolescentes. Vive, desde hace 9 años, en una humilde casa de la calle 15 A, ex Uriburu, Nº 933. Rosana tiene 34 años y es beneficiaria de un plan Jefes y Jefas de Hogar. Percibe 150 pesos al mes, que poco le alcanza. En ausencia de marido (un hombre golpeador, del cual se separó) esta mujer se gana la vida vendiendo ropa para darle de comer a sus hijas. La lucha de Rosana no es diferente a la de otras mujeres solas, pero tiene un doble valor agregado: una de sus hijas adolescentes sufre de una cardiopatía congénita, de la que debe se operada, y la mas chica es víctima del agua potable que ABSA distribuye por la red, con altos contenidos de nitritos y nitratos. Además sufre como su hermana, de cardiopatía congénita.

Sábado por la tarde. Rosana habla con Varela al Día en su casa. Ya lo había hecho en Enero en el medio colega Mi Ciudad. La nota salió en Febrero. Nadie se apiadó del caso ¿Puede ser tanta la ausencia de solidaridad en nuestro Varela? ¿Puede ser que solo interesa si se sale en Clarín?

HABLA ROSANA

"El 7 de Enero Valentina comenzó con unos síntomas parecidos a la hepatitis. Vomitaba un líquido amarillo, estaba muy pálida, decaída. Me fui a la Casa Cuna, porque allá se atiende. Mi nenita nació con una cardiopatía congénita (Valentina está próxima cumplir dos añitos). En la Casa Cuna, la doctora me mandó a hacer varios estudios y me dijo que no era hepatitis. Era un virus en la pancita. La doctora me preguntó todo y yo le dije que la nena tomaba mucha agua. La doctora me pidió una muestra del agua y me ordenó que vaya a toxicología de La Plata. Mi hija tenía calambre en la pancita, me dieron Taural para los dolores. Y así seguí. Yo no sabía lo que pasaba con el agua. Ella me pedía agua y le daba. Hace un mes de esto y tengo que hacerle un estudio a fondo de gastroenterología, para ver qué secuelas tiene. La doctora me dijo que era el agua y me la reemplazó por agua en bidones. Pero la nena, además, tiene una dieta de todo hervido. Y esto me mató porque yo no tengo la plata para comprar todo y muchas agua.

-¿ Y como se arregló?

-Fui al municipio, a Mesa de Entradas (admisión) con todos los papeles para ver si me podía atender el intendente. Me dijeron que estaba para cosas mayores (por esos días estaba de licencia) y me mandaron a redes, de redes a acción social. En acción social me mandan a hablar con el señor Franco Risso de Defensa Civil. Me dicen que me vaya para casa tranquila que me iban a mandar el camión del agua. La doctora me dijo que ni se me ocurra darle esa agua a la nena. Que compre bidones de agua Villa del Sur. Pero el camión, que supuestamente iba a venir a las 8 de la mañana, nunca vino. En Acción Social (Desarrollo Social) de Varela me atendieron porque tuve que ir a Desarrollo Social de La Plata y de allá vine con una orden.

A esta altura del relato cada cosa que dice esta mujer la certifica con papeles en sus manos. Tiene todo. Nadie puede decir que no es cierto lo que dice.

"Solo me han dado la promesa de darme agua con un camión. De agua en bidones, nada. Hice las denuncias al Ente Regulador de ABSA, saqué el numero de la factura y vinieron de Berisso en una camioneta a tomar una muestra. El hombre que vino sacó un líquido lila y le puso al agua. Dijo que estaba bien, que cloro tenía. No vinieron más. La doctora de Toxicología de La Plata me dijo que eso no era confiable. Me dio una orden para hacer el estudio del agua y me dio lo que tenía la nena, en la pancita. Nitratos y Nitritos, algo asi. Volví a la municipalidad para contar todo esto. No me dieron bolilla, que el intendente está ocupado o que no estaba. Me mandaron otra vez a redes. Hacia un calor bárbaro ese día. Ellos, los empleados, tomaban agua fresca de las máquinas con bidones, mi hija estaba redescompuesta y yo no tenía ni un peso para comprarle un litro de agua fria. Me dijeron que me iban a llamar. Fui a ABSA y me dijeron lo mismo. No tengo una respuesta. En el barrio hay gente que tiene infección en los ojos. La gente no sabe o no se mueve. Yo tuve a mi hija mal, por el agua. No por un alimento en mal estado. Por eso fui a contar a la municipalidad lo que pasa con el agua y no han dado importancia”

exposición civil

Este es el relato de Rosana. Ni una coma de más, ni una coma de menos. Rosana fue a la municipalidad, la enviaron a redes, de redes a Desarrollo Social, de Desarrollo Social tras no encontrar solución (un bidón de agua) fue a Desarrollo Social de la Provincia. De alli la mandaron a Desarrollo Social de Varela con una nota de recomendación y de alli a Defensa Civil para anotarse en el envío de agua con el tractor. Regresó a Redes de la municipalidad, para denunciar los nitratos y los nitritos. La enviaron a ABSA. En ABSA Varela no consiguió respuesta alguna. Ya sin fuerzas área seguir buscando alguna salida, desde su humilde condición económica con lo cual todos estos viajes isumen dineros en pasajes, se presentó en la comisaría para dejar constancia de su cado en una Exposición Civil que dice: El 18 de febrero de 2009, comparece ante el teniente Leonardo López Siere, de la Comisaría Primera de Florencio Varela, Rosana Elizabeth Saucedo, de nacionalidad argentina, estado civil casada, instruida, ama de casa, de 34 años de edad, domiciliada en la calle Ex Uriburu, 15 A, número 933, el barrio San Eduardo, de Florencio Varela, quien expone: que hace nueve años la fecha vive la calle mencionada, que posee cinco hijas menores, que la menor Valentina de un año y 11 meses padece una cardiopatía congénita y a consecuencia del agua contaminada del lugar donde vive, posee afección gastrointestinal. Que para una evolución favorable del tratamiento es necesario que Valentina tome sólo agua potable. Que en virtud de que no posee medios para la compra de los bidones de agua indispensables para su recuperación. Que ante ello se hizo presente en la empresa ABSA, en la Municipalidad de Florencio Varela, en Desarrollo Social y Acción Social pero en ningún lado le dieron solución, que radica la presenté en virtud de su indignación de que su hija se enferma cada vez más y afines de ser presentada ante quien lo requiera. Asimismo quiere dejar constancia que posee todos los certificados del tratamiento que le tiene que hacer a su hija y que tiene en su poder, que es todo cuanto expone.

Comentá la nota