Uno que vale doble.

LIGA NACIONAL / QUILMES 79 - LANUS 84: De visita, el Granate bajó a Quilmes, clave en la lucha por el descenso. Se le puso a sólo medio punto.
Era un partido clave para saber cuál de los dos quedaba mejor parado para los playoffs de la permanencia. Por eso es enorme el triunfo de Lanús (el segundo de visitante, tras diez caídas fuera de casa), ante un Quilmes que viene de perder sus últimos ocho partidos y mañana, desinflado, se enfrenta otra vez con Peñarol.

Quilmes (estaba 2-1 este año con Lanús) tardó cinco minutos en controlar el ritmo de Ronald Ramón y empezó a tomar las riendas de un partido que no podía perder. A partir de ese momento, la batuta fue toda de Salles, conduciendo con inteligencia. De a poco estiró ventajas con goleo repartido para irse al descanso con ocho de ventaja. Pero con una preocupación: cómo contener a Smith, que dañaba en la zona pintada. Ya sumaba 11 puntos...

En el segundo tiempo cambió la historia. Aparecieron los bombazos de Lanús, con cuatro triples en el cierre del tercer cuarto: dos de Laprovíttola y dos de Funes. Quilmes se había quedado sin gol. Lo salvaban las ganas de Maciel o Gil. En el último cuarto, el vistitante le puso el sello con tranquilidad ante el nerviosismo de Quilmes. Recargó el juego en la pintura con Taylor, que hizo nueve de sus 15 puntos sobre el cierre. Bajó 13 rebotes, más diez de Smith. Dos triplazos de Maciel no alcanzaron para encender la esperanza.

Como si fuera poco, en Lanús no jugó el alero Diego Prego, ya que no se recuperó completamente del corte en la ceja derecha que sufrió ante El Nacional en la 23ª fecha. Ahora el Granate se puso a medio punto de Quilmes.

Comentá la nota