Más de 25 mil vacunos se engordan en corrales de toda la provincia

Más de 25 mil vacunos se engordan en corrales de toda la provincia
En la Argentina esta modalidad de crianza asciende a casi 6 millones de animales y aseguran que es el futuro de la producción. En Mendoza la actividad es incipiente pero en el último año creció el 10%.
El engorde de hacienda vacuna a corral es una actividad que ha tenido un notable crecimiento en la Argentina durante los últimos años. En 2001, los feedlots aportaban a la faena nacional alrededor de 1,5 millón de cabezas. Hoy se calcula que ese número asciende a 6 millones de animales y los especialistas aseguran que el futuro de la producción de carne pasa por los corrales.

En Mendoza, si bien aún la actividad es incipiente, en el último año creció un 10%, según datos de la Dirección de Ganadería. Se calcula que existen nueve emprendimientos en General Alvear, San Rafael, San Carlos, San Martín, Santa Rosa y Lavalle.

Debido al incremento de la soja en zonas productoras de la Pampa Húmeda que desplazaron a la ganadería tradicional, esta actividad presenta una buena perspectiva para que productores locales se inclinen por este sistema que podría ser una alternativa a la falta de stock que ha llevado en los últimos meses a reiterados aumentos en los precios de la carne vacuna.

Los dueños de feedlots en la provincia no son únicamente productores ganaderos. También se encuentran inversores privados que han visto una buena oportunidad para diversificar sus negocios. Así se encuentran desde familias mendocinas asociadas a supermercados hasta empresarios de transportes de cargas y bodegueros.

La familia Millán (Átomo) en San Rafael está trabajando con un emprendimiento de 10.000 cabezas para abastecer a las sucursales de toda la provincia. El empresario Carlos Messina en Lavalle cuenta con 2.000 animales y en General Alvear, Mauricio López Huerta, en su establecimiento de Bowen, tiene 2.500 animales en pie. Otro de los establecimientos es el de Litexto SA en San Rafael con más de 7.000 cabezas y el de Sanex en Lavalle con 5.000 animales en pie.

Para Rodolfo García, titular de Ganadería, en los últimos cuatro años se ha visto un crecimiento de la actividad en la provincia principalmente para engorde y recría. Por citar un ejemplo, indicó que el emprendimiento de Litexto en Colonia Helena, San Rafael, hace cuatro años comenzó con 1.500 cabezas y hoy en feedlots cuenta con 7.344.

"Buscamos que la hacienda engorde en la provincia y que el productor no se tenga que ir a otras zonas como San Luis o La Pampa con los costos que eso representa".

Servicio a terceros

Otro de los emprendimientos cabecera en "hotelería" es el de López Huerta en Alvear. Se trata de un establecimiento que brinda el servicio de engorde a corral a terceros con alimentación, sanidad y estadía.

"El feedlot para la zona nuestra de ganadería de secano es una herramienta extraordinaria porque hasta el momento en Mendoza sólo se criaba. Ahora estamos criando y recriando y luego van al feedlot donde el animal engorda con alimentación balanceada", indicó López Huerta.

Para hablar de números, el establecimiento cobra al productor $ 0,40 por cabeza por día, $ 0,54 pesos por kilogramo de comida diaria y $ 6,2 de sanidad (vacunas y documentación) por única vez.

"Una vaca come 15 kilogramos por día y un ternero 8, todo depende del peso del animal. En total por animal nos queda $ 5,8 por día promedio", detalló el empresario.

"Es mucho más barato que nos traigan la hacienda a engordar a nosotros que enviarla a la Pampa y San Luis. También recibimos animales de General Pico, Lincoln y San Luis", explicó López.

Hoy en Mendoza se están produciendo y engordando cerca de 30 mil animales por año en los dos sistemas existentes: pasturas bajo riego y engorde a corral. En los feedlot el animal en general permanece durante noventa días con alimentación en base a proteínas con mezcla de cereales. "El feedlot tiene un efecto positivo porque el animal nace y se consume en la provincia", agregó Carlos Iriarte, productor de la zona Sur.

Los empresarios consultados si bien coinciden en que los feedlots son herramientas importante para el engorde de animales se quejaron de que la Nación demora la entrega de subsidios que en muchos casos lleva hasta nueve meses de retraso.

En estos momentos la rentabilidad del sector está "atada" a los subsidios que otorga la Nación ($ 250 por cabeza) para estimular la producción de carne bovina. La Provincia a través de la ley 7.074 también establece un incentivo de un 10% para engorde bajo riego.

"Hace seis años que nosotros empezamos con este proyecto en Lavalle que tenía buenas perspectivas pero después vino la crisis de la ganadería con las políticas que implementó el Gobierno y todo se hizo más difícil", explicó Carlos Messina. Para el empresario de transporte la ganadería en estos momentos no es rentable y por eso hoy "no hay carne y los precios están por las nubes".

Comentá la nota