Vacunaron a todos los chicos en Arata.

Las autoridades de Epidemiología confirmaron el agente causante de la meningitis fulminante y enviaron a Arata vacunas para inmunizar a los chicos de entre 2 y 14 años.
Como se esperaba, los análisis demostraron que los dos niños de Arata fallecidos por una meningitis fulminante fueron infectados por "un meningococo del tipo C". La tipificación de la bacteria activó inmediatamente el proceso de profilaxis y prevención, iniciado ayer con el aval técnico de los organismos epidemiológicos nacionales y provinciales y la colaboración de las socideades científicas.

La medida más importante fue "un operativo de vacunación antimeningocóccica en niños de 2 a 14 años residentes en Arata", explicaron las autoridades provinciales de Salud. En una conferencia de prensa ofrecida ayer, Raúl Alvarez y Luis Ordóñez, subsecretario y director del área, respectivamente, contaron que "el miércoles fueron vacunados 193 niños" en un operativo desarrollado casa por casa "con ocho brigadas de vacunadores y personal administrativo", que también informaron sobre la problemática a las familias y evacuaron las inquietudes de los padres.

Alvarez y Ordóñez estuvieron acompañados por Julio Plá Cárdenas (presidente del Colegio Médico), Omar Martínez Almudévar (titular del Sempre), Marcelo Fernández Cobo (Colegio Farmacéutico), Eduardo Ortiz (Consejo Superior Médico de La Pampa) y los pediatras Guillermo Iglesias y Eduardo Rodríguez (Sociedad Argentina de Pediatría).

Tranquilidad.

La claridad de la información ofrecida sobre la meningitis fue considerada "fundamental para llevar tranquilidad a la población" y por eso los profesionales aclararon que "el cierre de las colonias de vacaciones en varios pueblos puede tomarse como una actitud solidaria, pero no responde a ninguna condición sanitaria". La intervención del gobierno frente a la meningitis respeta ante todo "el rigor científico y así lo marcan los procedimientos" adoptados, agregó Ordóñez.

Por eso, añadió que la primera acción "resultó la quimioprofilaxis, esencial para cortar la cadena de transmisión". Luego debe determinarse la cepa del germen para poder realizar la vacunación, mediante un análisis epidemiológico que, en este caso, "demandó 72 horas". El gobierno "trabaja en todos los lugares donde debe adoptar acciones de salud, y donde no se indica un tratamiento indicado es porque no resulta necesario", concluyeron.

Automedicación riesgosa.

Los profesionales lamentaron "el riesgo innecesario al que se somete la población cuando inicia un tratamiento médico sin la indicación correspondiente" y advirtieron que "vacunar cuando no es necesario puede traer complicaciones serias". Llamaron la atención sobre "aquellos que informan sin responsabilidad ni base científica y generan miedo en la sociedad" y reiteraron que las acciones desarrolladas "responden al rigor de la ciencia y no al sentido común o lo que diga cualquiera". "Suministrar la vacuna y a quien no la necesita significa exponerlo a efectos colaterales impensados" y provoca una falsa sensación de seguridad "porque hay muchos tipos de meningococo y si el contagio es con otra bacteria la vacuna colocada no sirve para nada".

La mejor prevención es "un uso racional de los medicamentos" y la rápida consulta médica ante la aparición de síntomas sospechosos.

Comentá la nota