Vacunarán contra la rubéola a los empleados municipales

La aplicación se hará en los trabajadores varones, de entre 16 y 39 años, desde las 7 de la mañana. También se puede concurrir a Gualeguaychú 240, donde funciona la Dirección de Salud Pública.
Mañana desde las 7, especialistas de la Dirección de Epidemiología de la Provincia y de la Subsecretaría de Salud municipal vacunarán contra la rubéola al personal masculino de la Comuna de Paraná, en el hall de ingreso al Palacio Municipal.

Recibirán la aplicación todos los empleados varones de entre 16 y 39 años, en el marco de la campaña para erradicar la enfermedad que se extenderá durante octubre, noviembre y diciembre.

“Es muy importante la erradicación de la rubéola, ya que si bien es relativamente benigna en un adulto, el contagio en mujeres embarazadas es muy grave”, manifestó la enfermera Gisela Álvarez, del centro de salud provincial El Charrúa.

Además, desde la semana que viene los enfermeros recorrerán distintos puntos de la ciudad para aplicar las dosis de la vacuna; y también se puede concurrir a Gualeguaychú 240, donde funciona la Dirección de Salud Pública.

La rubéola es una enfermedad viral que afecta a niños y adultos. Se caracteriza por la aparición de manchas rosadas que se inician en la cabeza y luego descienden al resto del cuerpo. Van acompañadas por fiebre y aumento del tamaño de los ganglios, especialmente en el cuello y detrás de las orejas. También pueden aparecer dolores en las articulaciones del cuerpo en adultos.

El virus que causa la enfermedad se aloja en la nariz y la garganta. Cuando la persona infectada habla, tose o estornuda lo expulsa al aire y quienes se encuentran cerca pueden inhalarlo y contagiarse. Lo mismo puede suceder si se comparte o se tocan objetos contaminados con las secreciones de personas infectadas.

La rubéola puede ser trasmitida al feto por su madre. El Síndrome de Rubéola Congénita afecta a los recién nacidos de mujeres que enferman principalmente durante el primer trimestre del embarazo. Puede provocar aborto, muerte al nacer y múltiples malformaciones como sordera, cataratas, ceguera, defectos congénitos del corazón en los niños que se están formando.

La vacunación es el único modo de prevenir la rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita.

Comentá la nota