Las vacaciones enfriaron el debate político en la provincia

El gobernador Sergio Urribarri terminó el año con agenda intensa e imprevista. En principio, iba a viajar el 28 de diciembre tras acompañar a Buenos Aires a su hijo Bruno, residente en Grecia, que llegó a Entre Ríos a pasar tres días junto a la familia.
Pero el mandatario improvisó en cambio una recorrida por varias localidades en los últimos tres días del año. Estuvo en Gualeguaychú, en Villaguay y el 31 viajó a General Campos pero a la medianoche estuvo en Concordia junto a su esposa, hijos y parientes para esperar el nuevo año.

Según se informó -sin descartar imprevistos que pudieran modificar las fechas–, Urribarri saldrá bien temprano, el 6 de enero, hacia la populosa Mar del Plata donde hará playa hasta el día 15. "El Gobernador cree que en términos de agenda política, habrá tranquilidad en enero. Eso se espera", dijo un funcionario que transmitió que el titular del Ejecutivo "aprovechará este momento para terminar de cerrar algunas incorporaciones que tiene previsto hacer, además de algunos retoques funcionales en la estructura de gobierno".

Desde el gobierno se insistió en transmitir "que está absolutamente conforme con el Gabinete, que superó sus expectativas, pero hay incorporaciones y cambios que tiene in pectore".

En Paraná, el año comenzó con el concejal Pablo Biaggini al frente del Departamento Ejecutivo Municipal. El intendente José Halle esperó la llegada del 2010 junto al mar, acompañado por su esposa, la secretaria de Gobierno, Rosario Romero, sus hijos y otros familiares.

Villa Gesell fue el lugar elegido para pasar sus vacaciones que se extenderán hasta el domingo 10 de enero.

Asesores del diputado nacional radical Atilio Benedetti confirmaron que recién en febrero habrá actividad en el Congreso de la Nación. Se buscará coordinar entre las distintas fuerzas opositoras la unificación de proyectos y la distribución de poder en las comisiones. Sólo recién el 1º de marzo se iniciarán las sesiones ordinarias con la puesta en juego de la nueva relación de fuerzas en el Congreso.

Más allá de la actividad parlamentaria, con la llegada del año Benedetti le dio un respiro al intenso trabajo casi proselitista que realizaba desde el triunfo del 28 de junio y con miras al 2011. El primer opositor anotado para la Gobernación asistió a cada punto de la provincia donde se lo convocó para algún acto con la militancia radical.

Después de brindar en Larroque, en familia, celebró la llegada del nuevo año y su cumpleaños número 54. Horas después, uno de los personajes más importantes de la política en 2009 partió de vacaciones a Brasil donde estará hasta la tercera semana de enero.

Chemes, en el campo

El agrodiputado entrerriano, Jorge Chemes, no saldrá de la provincia. Asegura que no se trata de resultar simpático a todos los que no llegan con lo suficiente para tomarse vacaciones. "Si tuviera plata me iría pero la verdad estoy endeudado. Hay que tomarlo con humor. Es así, me quedo en el campo, acá no más", confió el radical que de todos modos puso en la balanza: "voy a aprovechar a poner en orden algunas cosas personales".

Sospecha que no habrá actividades en enero en el marco del radicalismo y la bancada que integra pero sí adelantó que a mediados de mes los agrodiputados de todo el país tendrán un encuentro con agenda propia.

"Los referentes del campo, así las cosas, nos vamos a estar reuniendo en algún lugar de Buenos Aires. Hay proyectos vinculados al sector pero además está planteado muy fuertemente el tema de la coparticipación", anotó en la agenda.

Busto, a Brasil

La intensidad que le imprimió el ex gobernador Jorge Busti a su actividad política, particularmente en la segunda mitad de 2009 –cuando se plantó como uno de los organizadores provinciales y también nacionales del peronismo no kirchnerista– no le significará una alteración a su costumbre de veranear en Brasil.

Tiene previsto partir el 8 de enero, junto a su familia, para regresar el 20. Pero hasta ayer no tenía claro el destino. Estaba entre una playa del sur, en la isla de Florianópolis y una del nordeste, en las cálidas aguas de Recife, en el estado de Pernambuco. "Todavía no lo decidimos, aunque a mi me gusta mucho Recife", contó. Recinto Net

Comentá la nota