Vaca Narvaja admitió desventaja K en Córdoba

El espacio K, integrado por fuerzas y partidos que apoyan la gestión de Giacomino, comenzó a trabajar para armar las listas de octubre. Vaca Narvaja, Viqueira y González Olguín quieren ser candidatos.
La diputada nacional Patricia Vaca Narvaja, quien pretende ser cabeza de la lista K de diputados nacionales por Córdoba, admitió ayer que el kirchnerismo “no tiene una mayoría importante” entre los cordobeses y que en la carrera electoral para octubre corre con “desventaja”. La peronista dirigente K, a quien sin suerte el ex presidente Néstor Kirchner habría propuesto para la lista de Unión por Córdoba, indicó en declaraciones a una radio porteña que pese al mal comienzo “vamos a seguir trabajando por un espacio que siga creciendo”.

El espacio K mencionado por Vaca Narvaja es el kirchnerismo no PJ, integrado por sectores progresistas, de centro izquierda y de origen peronista, que apoyan la gestión de Giacomino. En algunos casos, se han integrado recientemente a su gobierno. En otros, hace rato que tienen dirigentes en dependencias municipales.

En las últimas semanas, han acelerado sus encuentros pre electorales referentes de partidos como el Frente Grande, Comunista, Intransigente, Solidario, y fuerzas como el Mpsol, Movimiento Evita, Peronismo Cordobés y Megafón. En la última reunión se sumó el legislador provincial Enrique Asbert, ligado a Vaca Narvaja. Esta semana, si el intendente responde al pedido de audiencia, el espacio K (aún sin nombre) se reuniría con Giacomino, de quien descuentan apoyo para la futura lista. El mismo que ya le pidió el ex presidente Kirchner.

Con todo, la intromisión del intendente en el tema electoral y de candidaturas no sería bien visto por el sector radical de la gestión municipal, encabezado por el secretario de Participación Ciudadana, Guillermo Luque. “Gestión, gestión y gestión”, suele responder Luque cuando se le pregunta por las elecciones. Octubre es un “mal trago” a pasar y el intendente no lo podría soslayar.

Quien sí se ha reunido en los últimos días con el jefe comunal fue la propia Vaca Narvaja. Los encuentros, dicen, podrían repetirse en lo sucesivo.

Sin embargo, la diputada no es la única que pretende encabezar la lista kirchnerista en Córdoba: el presidente del Frente Grande, Horacio Viqueira, y el dirigente del Partido Solidario, Eduardo González Olguín, están en carrera. Ambos se incorporaron recientemente al gabinete giacominista, tras la expulsión de los referentes juecistas.

“Por ahora, antes de candidaturas, hay que armar el espacio y definirse políticamente”, indicó un dirigente que participa de las reuniones que todos los miércoles se realizan en locales partidarios de las fuerzas miembro.

Es que las divisiones internas no son pocas, y en el kirchnerimo no hay líder indiscutido que allane las diferencias. De hecho, una de las principales controversias es fuerte: hay quienes, como sería el caso de Vaca Narvaja (y ella a su vez a instancias de Kirchner), son partidarios de ir en sumatoria con Unión por Córdoba en el tramo senadores nacionales, y presentar candidatos propios para diputados.

Esta posición es rechazada fuertemente por los sectores más enfrentados al PJ cordobés y más críticos al gobernador Juan Schiaretti. “La decisión, en ultima instancia, va a de Giacomino y de sus necesidades políticas y prácticas”, indicó otro dirigente del espacio.

La opción K, que se construye con la imagen negativa de Cristina Fernández de Kirchner por arriba del 70 por ciento en Córdoba, competiría el 25 de octubre próximo por las nueve bancas que se renuevan en Diputados con el juecismo (sólo en alianza con la UCR), Unión por Córdoba y, eventualmente, la lista 3 de la Unión Cívica Radical. A estas listas podrían sumarse Libres del Sur (que no iría con Luis Juez si hay acuerdo con el radicalismo), que drenaría votos por izquierda, en detrimento de los kirchneristas.

El 27 de octubre de 2007, la lista kirchnerista no PJ obtuvo 8,44 por ciento de los votos y logró colocar a Cecilia Merchán en el Congreso de la Nación. En este caso, la sumatoria el Frente Grande (4,44% de los votos) y la alianza entre el Partido Intransigente y Libres del Sur (4 por ciento), obtuvo algo más de 135 mil votos. Ayer, una de las fuentes consultadas indicó que “con 200 mil votos, el espacio K lograría meter dos diputados”. Un tercero admitió, en cambio, que el kirchnerismo “puro” tiene solamente “tres cuarto de diputados adentro”.

Comentá la nota