Vaca Muerta tiene un pozo XXL

Vaca Muerta tiene un pozo XXL

La operadora realizo el pozo mas extenso de la formación no convencional, con una rama lateral de 33 cuadras. La firma está terminando su gasoducto propio.

Algo así como ir desde Parque Norte hasta el balneario Río Grande en Neuquén, o recorrer de punta a punta la avenida 9 de Julio en Buenos Aires, es la extensión que tiene la rama horizontal del pozo 1005(h) que ExxonMobil perforó Los Toldos Sur 1. 

Con 3.346 metros la firma Norteamérica marcó el récord de tener el pozo más extenso en toda Vaca Muerta. Hasta el momento hubo varios desarrollos extralargos en la formación no convencional que habían situado en el podio a YPF con su pozo de 3.240 metros, y a la misma ExxonMobil en el escalón superior con otro desarrollo de 3.278 metros de rama lateral. La firma, que realiza las operaciones a través de su subsidiaria XTO, se embarcó en octubre pasado en redoblar la apuesta: ir hacia pozos aún más extensos y en pads de tres pozos por locación. En esa nueva apuesta es que la compañía logró el mes pasado terminar la perforación del superpozo de Vaca Muerta, algo así como un XXL dado que en total el pozo 1005 (h) tiene 6.840 metros de extensión, pues a la rama lateral se debe sumar la perforación vertical para llegar a las profundidades de Vaca Muerta. 

Desde la compañía se detalló que no se trata de una carrera por anotar hitos, sino de la búsqueda permanente del mejor diseño de pozos para sus bloques. La idea es llevar al máximo la capacidad y una vez que se encuentre la mejor extensión avanzar en reducir los costos de esos desarrollos, explicaron desde la firma. El superpozo XXL marcó para ExxonMobil un alentador récord interno pues fue el pozo extralargo que la operadora logró completar en el menor tiempo: 52 días. Para esto se apostó a un modelo de perforación de spudder rig, en el cual con un equipo convencional se perforó prácticamente toda la fase vertical del pozo y luego con un equipo de 2.500 HP se realizó el resto del pozo, incluyendo la rama lateral. 

El gasoducto de la operadora permitirá evacuar la nueva producción del sector noroeste de Vaca Muerta. (mauro pérez) Desde la firma explicaron que si bien el equipo que poseen es de alta potencia, se apeló a un refuerzo en lo que hace a las bombas para poder contar con más presión. El XXL contará con 53 etapas de fractura que comenzarán a realizarse a partir de febrero del año entrante. En esa locación de Los Toldos Sur 1 ya se finalizó otro pozo que tiene 3.250 metros de rama lateral y se está perforando en estos días el tercer superpozo del grupo. En total en el pad serán cerca de 158 las etapas de fractura que la compañía deberá completar. ExxonMobil es la primera operadora en encarar en Vaca Muerta pad de pozos XL. Es que según remarcó semanas atrás el country manager de la firma, Daniel De Nigris, desarrollar pozos más extensos no es sencillo pero es necesario para tener competitividad ante otras cuencas del mundo. La apuesta a los extralargos no sólo se queda en Los Toldos Sur 1, dado que la firma también pisó en acelerador y diseñó pads extralargos en Pampa de las Yeguas y Bajo del Choique. 

Es por esto que desde la operadora se detalló que se proyecta incorporar un equipo de perforación más en 2019 para llegar a 5 rigs en funcionamiento. Con 3.346 metros de rama lateral la petrolera batió su propio récord. Busca dar con la extensión que genere la mayor producción. El gasoducto de ExxonMobil está en plena construcción. Esperan inaugurarlo en marzo. (mauro pérez) Gasoducto en marcha Una vez que se complete el superpad de Los Toldos Sur 1 la operadora comenzará con otro similar en el mismo bloque y si la ventana del gas húmedo da los rindes esperados la firma necesitará un nuevo sistema para evacuar ese gas. Es por esto que la operadora avanza en la construcción de un nuevo gasoducto que, según se detalló, se estima que estará listo entre fines de febrero y principios de marzo del año entrante en coincidencia con la fecha en la que los XXL deberán comenzar a producir. 

El gasoducto es desarrollado íntegramente por la operadora y tendrá un diámetro de 16 pulgadas. El sistema no sólo permitirá evacuar la producción de Los Toldos Sur 1, sino que unirá los desarrollos que ExxonMobil posee en el extremo noroeste de Vaca Muerta. El gasoducto partirá de Bajo del Choique-La Invernada y pasará por Los Toldos Sur 1 para conectarse con el sistema de Gasoducto del Pacífico, recorriendo en total 25 kilómetros. Es que el objetivo de la compañía no es llevar su producción al mercado nacional, sino aprovechar la línea que conecta con Chile para exportar los volúmenes de shale gas que allí se produzcan. De hecho ExxonMobil es una de las petroleras que fue autorizada por el gobierno nacional para exportar en los próximos meses parte de su producción al vecino país. Desde la operadora se señaló que en este primer contrato los volúmenes a exportar son reducidos pero permitirán conocer el nuevo mercado. 

Entre fines de febrero y principios de marzo ExxonMobil espera conectar su propio gasoducto para llevar su producción hacia el mercado chileno. El nuevo superpozo entrará en producción el año que viene. (gentileza) En números 3.346 metros es la extensión de la rama lateral del pozo 1005 (h), el más extenso que se realizó en Vaca Muerta. 53 son las etapas de fractura que tendrá el pozo, a razón de 60 y 70 metros entre sí. 25 kilómetros es la extensión del gasoducto que la operadora está construyendo para vincular sus bloques con la red de Gasoducto del Pacífico. Nación recorta importaciones de Bolivia y negocia una adenda Ante la estrechez del mercado nacional estival, en lo que hace al gas natural, el gobierno nacional limitó de forma notoria los ingresos del fluido proveniente de Bolivia. En las últimas semanas los registros oficiales de la secretaría de Energía de la Nación mostraron que en los mejores días para YPFB se despacharon a Argentina 12 millones de metros cúbicos, pero la semana pasada el grifo se cerró al punto que ingresaron apenas 5 millones de metros cúbicos por día. 

Los volúmenes registrados muestran una caída de hasta el 70% sobre la base del contrato que hay entre ambos países y que para estos meses de calor fijaba que debían ingresar a Argentina 17 millones de metros cúbicos por día de gas boliviano. Lo cierto es que Nación está a punto de cerrar una adenda en el contrato que tiene vigencia hasta 2026 y que contemplaría por un lado el mantenimiento de compras pero a un menor volumen. El ingreso del gas boliviano es un arma de doble filo. Por un lado en primavera y otoño restringir las importaciones permite que sean menos los pozos de gas argentinos que deban cerrarse por no tener a dónde ir. Pero por el diseño de los gasoductos hay un volumen de gas boliviano que se requiere para poder continuar con la producción en la planta separadora Refinor, en el norte. La carta que juega la secretaría de Energía de la Nación que conduce Javier Iguacel, es que fue Bolivia la que incumplió en primer término el contrato, pues durante este invierno no logró producir y enviar la cantidad de gas que marca el contrato. Con eso como punto de partida Nación avanzó en una adenda del contrato que está previsto que se firme en los pocos días que quedan del año. 

Coment� la nota