Utre-Ctera no para y pasa a cuarto intermedio para analizar la situación

El sindicato conducido por Daniel Aguirre decidió reiniciar normalmente las clases este viernes 31, y señaló que realizará consultas a la docencia durante la semana para hacer un análisis de la situación.
Utre-Ctera realizó su asamblea ayer, donde tomó la decisión de pasar a cuarto intermedio hasta el próximo sábado, pero adelantó que no realizará paros esta semana y que reinciará las clases normalmente.

Daniel Aguirre, secretario general del gremio, aseguró que «no realizarán medidas directas» esta semana, ya que consideraron que después de cuatro semanas sin clases, no es adecuado que el primer día que los niños acudan a la escuela no haya maestros.

Además, la asamblea del sindicato pasó a cuarto intermedio hasta el próximo sábado, mientras que durante esta semana se realizarán consultas y pequeñas asambleas para «hacer un análisis de la situación y ver de primera manera» la opinión de la docencia.

la lucha

Aguirre señaló que la situación que tomarán como primordial este semestre es la modificación del nomenclador docente. «Más allá de hacer hincapié en lo salarial, sobre todo se tratará la situación del nomenclador docente, para su modificación», expresó.

En esta segunda mitad del año escolar, que comienza esta semana, Utre-Ctera enfocará su lucha para modificar el nomenclador docente, ya que consideran que «ningún aumento va a incidir en eso».

panorama

El reinicio de clases de este viernes 31 viene complicado, ya que Atech y Sitech Federación anunciaron un paro de 24 horas. Utre-Ctera se negó a que después del receso los chicos no vayan a clases, por lo que reinciarán el ciclo lectivo.

Pilatti Vergara no habla

La ministra de Educación, María Inés Pilatti Vergara, se niega a atender los llamados de este medio, que desde hace alrededor de un año trata de contactarla para poder informar sobre la posición del Ministerio de Eduación sobre la cuestión de los paros docentes.

Ante un panorama tan complicado como el que se avecina frente a la anunciada «imposibilidad» del gobierno de otorgar aumentos salariales a la docencia y ante el empecinamiento de los sindicatos en conseguirlo sea como fuere, con un paro anunciado para el reinicio de las clases, la ministra de Educación se niega a atender una simple llamada para informar a la sociedad cómo hará el gobierno para sobrellevar esta situación, que implica el futuro escolar de los niños y adolescentes.

Comentá la nota