Utilizan test del Sida para restaurar pinturas

Con el método Elisa eliminan sales y otros elementos extraños de las obras de arte del monasterio de Lampadistis, en Chipre.
Un examen para detectar el Sida sirve también para restaurar obras de arte, según descubrieron los expertos que se ocupan de dar nueva vida a las pinturas del monasterio de Lampadistis en el monte Troodos, en Chipre, uno de los lugares que la UNESCO declaró patrimonio de la humanidad.

Con el método Elisa -sigla inglesa de Enzyme-Linked Immuno Sorbent Assay-, con el que se detecta la presencia de antígenos que emite un organismo patógeno al invadir el cuerpo humano, los restauradores están eliminando sales y otros elementos extraños descubriendo los materiales usados para las pinturas sin afectar los colores originales.

Se trata de una metodología creada por el Getty Conservation Institute de Los Angeles, que además de ocuparse del estado de salud de las obras que custodia el Museo Getty de California, está trabajando en la restauración de pinturas en fresco de Herculano y de una colonia Chimu en Huaca de la Luna, Perú.

El monasterio de Lampadistis, fundado por los cruzados en el siglo XII, se halla en el punto del Mediterráneo más cercano a Tierra Santa y sus muros están adornados con 30 pinturas con historias del Nuevo Testamento, que son las que se están restaurando.

Comentá la nota